Malvinas: Cancillería conmemoró los 40 años de una emblemática resolución de la ONU

Política

Se trata de la resolución 37/9 de 1982, que estableció que la guerra no había modificado la naturaleza de la disputa entre Argentina y el Reino Unido. El ministro Cafiero distinguió a los diplomáticos que la gestionaron.

La Cancillería conmemoró este viernes en el Palacio San Martín los 40 años de la resolución 37/9 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la primera posterior al Conflicto del Atlántico Sur y un hito para la diplomacia argentina, ya que estableció que la guerra no modificaba la naturaleza de la disputa entre Argentina y el Reino Unido por las Malvinas.

A través de un acto que fue presidido por el canciller Santiago Cafiero, el Gobierno distinguió a los diplomáticos que formaron parte de aquella gesta meses después de finalizada la guerra, y descubrió una placa alusiva a los acontecimientos de noviembre de 1982, cuando 90 países, incluyendo los EEUU, apoyaron el reclamo argentino.

Conmemoración

En su discurso de cierre, Cafiero realizó un repaso histórico por la labor diplomática argentina en torno a a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y afirmó que se trata de un trabajo "silencioso" pero "permanente y constante".

Respecto de la resolución 37/9/1982 de la ONU, el canciller consideró que "el servicio exterior de la nación puso un mojón que es un pilar de la política exterior se la argentina", al tiempo que denunció al Reino Unido por "tratar de pasar página del conflicto como hace hasta el día de hoy".

Cafiero Cancillería.jpg

"Ese peldaño no hay que retroceder lo jamás", consideró el ministro, y se quejó del "determinismo del no se puede". También se refirió al fin del dominio británico sobre el archipiélago de Chagos, la última colonia inglesa en África y consideró que se trata de una "oportunidad" para la Argentina.

Al respecto, amplió: "El mundo está en tensiones y nosotros tenemos la razón. Por eso seguimos avanzando y es tan importante sensibilizar a la comunidad internacional como a las fuerzas vivas de la Argentina".

Por último, Cafiero sostuvo que "quizás no tenemos la fuerza pero tenemos la razón".

Hito diplomático

A su turno, el secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Guillermo Carmona, destacó el rol de la Agenda Malvinas 40 años, ponderó que "Argentina sigue estando de pie" y agradeció a los diplomáticos que gestaron la aprobación de la resolución.

Carmona consideró que "sin esto, la situación de Argentina no sería la de hoy" que, según explicó, "una posición potente", con diversos respaldos multilaterales en distintos organismos internacionales.

Además, agradeció a los países que apoyaron la posición argentina en 1982 y le transmitió el agradecimiento a los embajadores que participaron del acto.

Por su parte, la abogda, diplomática y última canciller del gobierno de Raúl Alfonsín, Susana Ruiz Cerutti, definió a la resolución 37/9 como un "hito diplomático". Además, remarcó el trabajo de equipo que permitió alcanzarlo y ponderó el rol del canciller de aquel entonces, Juan Ramón Aguirre Lanari.

Diplomáticos Cancillería.jpg

En el acto, se distinguió a los funcionarios diplomáticos Embajadores Arnoldo M. Listre, Atilio Molteni (recibió su hijo, Ministro Sebastián Molteni), Vicente Espeche Gil, Luis E. Capagli, Alfredo Corti; Rogelio Pfirter, Domingo S. Cullen, Raúl Ricardes, Pedro Villagra Delgado, Silvia M. Mérega y actual vicecanciller Pablo Tettamanti.

También participaron del evento funcionarios y funcionarias, legisladores, embajadores, veteranos y veteranas de la Guerra de Malvinas e integrantes de las Fuerzas Armadas, entre otros.

Qué fue la resolución de 37/9 de la ONU

La resolución 37/9 fue aprobada por la Asamblea de la ONU el 4 de noviembre de 1982, apenas cuatro meses después de finalizado el Conflicto del Atlántico Sur.

Dicha resolución constituye, junto a la resolución 2065 del año 1965, un hito en la diplomacia argentina y la política de Estado relacionada con Malvinas, ya que fue la primera en adoptarse con posterioridad a la finalización del conflicto del Atlántico Sur de 1982.

Establece claramente que dicho conflicto no modificó la naturaleza de la disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e Irlanda del Norte sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y que la única forma de poner fin a este caso especial y particular de descolonización continúa siendo la negociación entre las dos partes a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía.

La resolución no sólo expresa que “el mantenimiento de situaciones coloniales es incompatible con el ideal de paz universal de las Naciones Unidas”, sino también en el punto 1 pide a los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que “reanuden las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica a la disputa de Soberanía sobre dichas islas”.

Dejá tu comentario