Alberto apuró agenda de anuncios con Guzmán

Política

El Presidente aprobó todo el paquete que se terminará de anunciar esta semana. Impacto en el gasto y el cálculo de Economía.

Alberto Fernández retomó ayer presencialidad dentro de su propio gobierno, tras el debut de Juan Manzur como jefe de Gabinete y liderando la primera reunión de todos los ministros en meses, y se reunió con Martín Guzmán para analizar los anuncios de medidas de asistencia que el Gobierno esta lanzando cada día y el financiamiento de todo ese paquete.

A la suba del Salario Mínimo Vital Móvil se sumó ayer el incremento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que ya se publicó en el Boletín Oficial. A esa lista y tal como vienen anunciando desde Sergio Massa hasta cada ministro, debe sumarse un bono para trabajadores informales y los jubilados, un programa para ampliar el empleo y reconvertir planes sociales en trabajo, créditos no bancarios para proyectos productivos de la economía popular, y ampliación de la obra pública. El paquete implica al menos un gasto equivalente a medio punto del PBI.

El paquete de medidas fue realizado por el ratificado gabinete económico, y está listo desde el jueves de la semana pasada. Quedó en stand by en medio de la crisis política del gabinete y solo le faltaba la aprobación final de Alberto F. y ahora Manzur.

El objetivo principal del gabinete económico es “fortalecer ingresos”, sobre todo en los trabajadores informales, que se desempeñan en sectores donde todavía no hubo ningún tipo de reactivación, y que por su condición de informales quedaron fuera del ATP, el REPRO o la prohibición de despidos. Pero, además, buscará llegar a los asalariados que aun teniendo trabajo “rozan” la línea de pobreza. Entienden que uno de los mensajes de las urnas fue la delicada situación económica.

Bajo estas metas se ubicarán medidas como subir el salario mínimo un 46%, 11 puntos más a como se había cerrado en abril, y superar los $32 mil este año y a $ 33 mil en febrero próximo. Hoy el salario mínimo en $29.160 está por debajo de la línea de indigencia. El impacto será en hasta 300 mil trabajadores fuera de convenio y en más de un millón de personas que perciben programas que se actualizan por el salario mínimo, como el Potenciar Trabajo, las becas del Progesar y el REPRO.

Además, llegará la respuesta al tan ansiado pedido de las organizaciones sociales: créditos no bancarios. Los préstamos serán para cooperativas, mutuales, empresas recuperadas y pymes, a los que no llega la banca tradicional. Tendrán tasa subsidiada y el Estado realizará un fondeo de al menos $10 mil millones a través del INAES, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo. Por otro lado, Trabajo buscará ampliar los programas de empleo, como el Te Sumo,

Dejá tu comentario