5 de octubre 2009 - 22:36

Moyano intentará contener protestas callejeras para que no se "esmerile la imagen del Gobierno"

Hugo Moyano.
Hugo Moyano.
El jefe de la CGT, Hugo Moyano, ordenó intervenir en el conflicto de la empresa Kraft Foods en la búsqueda de contener las protestas callejeras e impedir que se "esmerile la imagen del Gobierno".

Así lo confirmó el diputado nacional y abogado de la CGT, Héctor Recalde, quien dijo que el fin de semana estuvo reunido con integrantes de la combativa comisión interna de la empresa de capitales estadounidenses.

"Evidentemente, detrás de la actitud de la empresa se podrían expresar las alianzas más insospechadas", advirtió Recalde en declaraciones radiales.

El diputado kirchnerista puso como ejemplo, en la misma línea, el "nerviosismo que esta generando el tratamiento de la ley de Medios" en el Congreso de la Nación.

"La intransigencia de la empresa da para pensar", agregó Recalde, quien además destacó que el Gobierno bonaerense impidió que se bloqueara la ruta Panamericana el último viernes "sin que hubiera represión alguna".

La intervención de Moyano en el conflicto de Kraft obedece a la preocupación del Gobierno y de la propia CGT por la multiplicación de cortes de calles y rutas en las últimas semanas.

Antes de involucrarse en el asunto, Moyano había cuestionado la metodología sindical de la comisión interna de Kraft, a la que vinculó a sectores "radicalizados de la izquierda que no llevan a buen puerto a los trabajadores".

De hecho, Recalde subrayó que el conflicto en la firma norteamericana es "funcional, no hay duda" al clima de protesta social ascendente que se vive en el país.

Mientras esto sucede en la órbita oficial, gremialistas, partidos políticos y agrupaciones sociales y estudiantiles volverán a marchar este martes para reclamar la reincorporación de los 156 despedidos de la empresa Kraft.

Los manifestantes volverán a marchar por la Ciudad, el conurbano bonaerense y varios puntos del país a la espera del resultado en el Ministerio de Trabajo, donde se congregarán las partes desde las 16.00.

La iniciativa surgió luego de una asamblea de los trabajadores, que decidió finalmente convocar una marcha general hacia el Ministerio de Trabajo junto al movimiento estudiantil, obrero y político.

Si no consiguen allí una respuesta favorable a sus reclamos, alrededor de las 18.00 -tras el encuentro- los manifestantes se movilizarán hacia la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, con una columna que recorrerá buena parte del microcentro porteño.

La protesta contará con el apoyo de varios partidos y agrupaciones de izquierda, además de la participación de estudiantes secundarios que realizan desde el inicio del conflicto cortes en el centro porteño.

Dejá tu comentario

Te puede interesar