Bullrich: cinco consecuencias sobre su acusación a Pfizer y al Gobierno

Política

La exministra de Mauricio Macri acusó al extitular de Salud, Ginés González García, de haber pedido "un retorno" durante la negociación con el laboratorio. La esperan tres instancias judiciales en las que deberá dar respuestas.

Hace varios meses que sostiene a la negociación entre el Gobierno y Pfizer como parte basal de discurso, al punto de llegar a sugerir la entrega de las islas Malvinas con tal de lograr un acuerdo por esas vacunas o afirmar deliberadamente que el exministro de Salud "Ginés González García se robó 14 millones de vacunas" por no cerrar contrato con la empresa estadounidense.

Pero este domingo, Patricia Bullrich, la exministra de Salud de Mauricio Macri, se dispuso a cruzar un límite y lo hizo: acusó al extitular de la cartera sanitaria de pedir una coima al laboratorio y que ese "retorno" era con consentimiento del presidente Alberto Fernández.

Desmentidas, denuncias judiciales, insistencias de acusaciones y avances en el ámbito de la Justicia, las consecuencias que tuvieron las palabras de la presidenta del Pro durante esta semana... por ahora.

Una acusación en vivo

“Ginés González García dijo que para firmar un contrato con Pfizer tenía que haber un intermediario, que es el mismo de AstraZeneca, Hugo Sigman. Y Pfizer dijo que no se podía, que debían ser efectivos en el tiempo y la forma de producción de la vacuna”, arrancó Bullrich durante su rol como entrevistada en un programa de televisión el domingo pasado.

Para clarificar más lo que afirmaba, señaló: "La actitud de González García fue intentar tener un retorno. Eso el Presidente no lo ignoraba”.

Tras lo cual, prosiguió y punzó con que no tenía dudas sobre el deseo del exmandatario de "un retorno por esa vacuna" y solicitó: "Eso es criminal y lo tienen que investigar los fiscales de la Nación. Si llaman a las personas de Pfizer, ellos van a decir la verdad y no van a mentir como nos miente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero".

La exmandataria aseveró tener pruebas de las reuniones mantenidas entre las dos partes y los pedidos realizados.

La farmacéutica norteamericana salió a desmentir

En menos de 24 horas, la compañía estadounidense emitió un escueto pero contundente comunicado para desmentir los dichos de la integrante del cuadro opositor.

“Pfizer no ha recibido peticiones de pagos indebidos en ningún momento. Por otro lado, la compañía no cuenta con intermediarios, distribuidores privados o representantes para la provisión de la vacuna de Covid-19”, indicó.

El presidente comunicó una denuncia contra Bullrich

Ese mismo lunes, en horas de la tarde, Fernández publicó en su cuenta de Twitter que instruyó a sus abogados para la presentación de una demanda por difamación y delitos contra el honor que formalizará el lunes próximo.

https://twitter.com/alferdez/status/1396952595109920770

"La convivencia democrática no puede autorizar que la injuria y la mentira se conviertan en una práctica admitida", concluyó el jefe de Estado.

Posteriormente, en contacto con Radio 10, profundizó en el tema y afirmó que lo dicho por Bullrich "es falso" y que "nunca nadie pidió sobornos ni nada parecido".

Asimismo, insistió: "Voy a ir personalmente a denunciarla. Acá se topó con uno que le dice que pare de mentir".

La exministra de Macri se desdijo pero redobló su acusación

Al otro día, el martes, la protagonista del ala dura de Cambiemos no se mostró arrepentida frente a la desmentida de Pfizer, al contrario, le quitó valor: "El comunicado de Pfizer no niega nada de lo que yo digo. Por lo tanto, yo reafirmo mis dichos".

Sin embargo, durante el transcurso de esa jornada, se desdijo (aunque no por completo): “Pfizer tiene razón, no le pidieron coimas. La realidad es que Ginés González García exigía la existencia de una contraparte argentina”.

https://twitter.com/PatoBullrich/status/1397385095493914625

Pero en la continuidad de su postura, decidió agregar un nombre más a la historia, el del Sofía Terragona, una exempleada de Hugo Sigman, que también habría participado de los encuentros con la firma.

"González García no lo aceptó; no quiso comprar vacunas Pfizer. ¿Por qué? Porque delegó la negociación en una ex empleada de Sigman: Sofía Tarragona. Usar un intermediario es la matriz de la corrupción K: poner un amigo que hace el trabajo sucio. Ese es el hecho de corrupción", apuntó.

Denuncias por parte de Salud y González García

A la demanda del presidente, Bullrich le sumó las provenientes del Ministerio de Salud y de su extitular, por lo que la esperan tres instancias en la Justicia para dar explicaciones y mostrar las pruebas que sustenten la acusación.

González García habló con Radio 10 este jueves, mismo día en que le envió una carta documento para solicitarle que se retracte públicamente: "Hoy no es un día fácil, quiero una denuncia penal, una denuncia civil y todo lo que sea necesario porque una barbaridad de este tipo no la dejar pasar".

En tanto que la presentación de Salud fue formalizada también ese jueves por Gaspar Uriel Tizio, director de Asuntos Judiciales del Ministerio, y quedó radicada en el Juzgado Federal 1, a cargo de la jueza María Servini.

En el documento se pidió que "se investiguen las declaraciones porque puede configurarse un delito ya que pueden atentar contra la confianza de la población en las vacunas y en la campaña" así cómo "en las negociaciones en curso".

Dejá tu comentario