30 de octubre 2000 - 00:00

PJ Capital: intentan evitar confrontación con Menem

El peronismo porteñose debate entre convertir la Capital Federal en campo de batalla entre CarlosMenem y Carlos Ruckauf o en procurar ofrecer, a través de una unidadinterna que impida la dispersión y sin picardías, sus mejores hombres comocandidatos. Una recoleta reunión celebrada en el Museo Renault sentó alrededorde una mesa a los ruckaufistas Diego Guelar, Martín Redrado, León Arslanian,Rogelio Frigerio (nieto), Fernando Niembro, Juan Pablo Cafiero y María LauraLeguizamón, con los menemistas Daniel Scioli y Javier Mouriño.Estaba también, por los que se fueron y convocado por Guelar, Eduardo Valdez.

En el peronismoporteño, con fuertes presiones sobre el interventor, el sanjuanino JorgeEscobar designado por el Consejo Nacional que preside Menem -a favorde la difícil situación económica, ya que las arcas están vacías-, se debatecómo normalizarlo. Y hay una postura que pare-ce inconciliable. La armadaadherida al gobernador bonaerense postula dividir la interna, eligiendoautoridades partidarias primero (marzo), para luego hacerlo con los candidatosa cargos electivos (mayo/ junio). Una postura que deja deliberadamente afuera aGustavo Béliz e Irma Roy -por citar dos figuras que han demostrado sercapaces de movilizar sus propios apoyos-, para luego convocarlos y convertirlosen «candidatos-frutilla», como los definió Valdez, manifestándose encontra. Dejando fuera de la estructura del PJ el poder de decisión política, yaque esos candidatos, de ser electos, no estarían sujetos al control partidario.La variante de las internas desdobladas también es rechazada por el menemismo, quesostiene que decidir en forma separada autoridades y candidatos es sólo «paraelegirlos a dedo», dejándolos afuera, algo en lo que coincide en sordina elruckaufismo porteño. Una picardía que no encontró eco ese día en el MuseoRenault entre los convocados por Guelar.

Y no encontró ecoporque se argumentó, con las experiencias ya vividas --di-jeron-, que Béliz noes confiable, es imprevisible. Además que no asegura la dispersión posterior ala interna, cuando los excluidos -enojados ante las previsibles picardías-,decidan ir con listas por fuera del PJ, restándoles apoyo electoral. Ahí fuedonde se planteó la dicotomía de convertir la Capital Federal en campo debatalla de la interna entre Menem y Ruckauf o trabajar para mejorar laschances del peronismo porteño. «Creemos que hay cosas más importantes quedebemos analizar en la capital que el enfrentamiento entre Menem y Ruckauf»,se escuchó decir mientras Guelar tomaba nota, y escuchaba en silencio.Distinto sería, y Valdez coincidió con la postura, convocar a internaspara todo -autoridades y candidatos a cargos electivos-, en mayo/junio, contodos participando. Y aprovechando la coyuntura nacional favorable, opinaron,de un gobierno desgastado por sus propios conflictos internos y de gestión degobierno. La postura de una sola interna para todo es resistida desde elruckaufismo más ortodoxo, que ve diluirse allí sus posibilidades. Fue Valdezquien lanzó que la consigna debería ser «unidad para que vuelvan»,todos los que en su momento, sin renunciar a su identidad peronista, terminaronlevantando una carpa aparte (Béliz, Roy y Jorge Argüello, entre otros).En cambio hubo coincidencias entre los reunidos en el museo, y para evitar loshabituales manoseos, usar para votar el padrón general de la Capital Federal-en una virtual interna abierta-, donde quienes concurran a votarsimultáneamente puedan afiliarse. Esto evitaría los conflictos de un padrónreiteradamente calificado de fraudulento y sacaría del camino el requisito dela antigüedad que marca la Carta Orgánica para decidir candidatos. Todos enun mismo pie de igualdad señaló en su momento también Miguel Angel Toma.Una especie que obtuvo asentimiento por parte de Fernando Maurette anteeste diario, en el campo que el sindicato del Seguro tiene en Moreno. Junto adirigentes como Guelar (con su inseparable bastón), GuillermoOliveri, Ramón Valle, Unamuno, Eduardo Rollano y García Ortiz entre otros,que dieron el presente a la convocatoria de Ruckauf y Eduardo Duhalde,disfrutaron de un día soleado y se mostraron para certificar su alineamientointerno.

 

Dejá tu comentario

Te puede interesar