Presupuesto: Alberto Fernández hizo catarsis con gobernadores y prepara cumbre ampliada

Política

Reclamos de Máximo y los diputados del FdT contra Manzur en la cena en la quinta presidencial. El Presidente escuchó quejas de los gobernadores por el rechazo opositor al Presupuesto 2022. Preocupación en Olivos por suba de contagios y convocatoria a mandatarios UCR.

En sintonía con la advertencia formulada por Sergio Massa, un lote de 13 gobernadores del PJ le manifestó ayer en Olivos a Alberto Fernández su preocupación por el rechazo opositor al Presupuesto 2022 que se traducirá en un recorte de las partidas que iban a recibir las provincias.

El Presidente prepara ahora una convocatoria ampliada a los mandatarios de la UCR, Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gustavo Valdez (Corrientes) quienes estuvieron reunidos con Horacio Rodríguez Larreta en paralelo al encuentro de Alberto con los gobernadores peronistas en la quinta presidencial(ver nota pag. 13)

El recorte de fondos a las provincias, que podría ascender a 1800 millones de pesos de acuerdo al informe elaborado por la Cámara de Diputados de la Nación y girado a los gobernadores, no es la única preocupación en Olivos. Por eso el jefe de Estado espera reunir a los 24 gobernadores de provincias, incluidos Larreta y Axel Kicillof, para evaluar también el ascenso en los casos de covid-19 que ayer treparon a 9.336 positivos y en la última semana registró un aumento del 75% en los contagios.

En la noche del lunes, antes de escuchar la catarsis política de los Gobernadores por el veto al Presupuesto 2022, Alberto había cenado con el bloque de diputados nacionales que preside Máximo Kirchner. Hubo un reclamo dirigido a los Ministros y a Juan Manzur. Los legisladores del Frente de Todos pidieron que el gabinete trabaje de manera más coordinada y defiendan la gestión de manera más enfática. Allí se repasó el temario que se debatirá en sesiones extraordinarias y donde se descartó insistir con la aprobación de un Presupuesto 2022 con modificaciones.

Ante Alberto, la mayoría de los Gobernadores expresó su preocupación por la reducción de los subsidios al transporte. De acuerdo al Presupuesto rechazada por la oposición, se iban a elevar las partidas para las provincias de 27.000 millones de pesos a 46.000 millones, suba que no podrá ser aplicada en el marco del Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros por Automotor Urbano y Suburbano del interior. En Olivos estuvieron Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego), además del vicegobernador a cargo del Ejecutivo de Tucumán, Osvaldo Jaldo.

El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Manzur; el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro; y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

Uñac dijo que los gobernadores manifestaron al Presidente "la preocupación" de "visibilizar un año 2022 sin (ley de) Presupuesto", con "todo lo que esto implica".

"Teníamos todos la expectativa de que se podía contar (con Presupuesto), como lo hicimos durante los cuatro años de gobierno anterior", expresó Uñac en declaraciones a la prensa al retirarse de la residencia de Olivos, donde trece gobernadores almorzaron con el jefe de Estado. En ese sentido, sostuvo que "todos los diputados del interior vinimos acá a contar y a acompañar que el Gobierno nacional tuviese Presupuesto" ya que "de eso dependen también los presupuestos de las provincias y de los casi 2.400 municipios".

"Pero bueno, es la realidad que tenemos y vamos a acomodarnos a esta realidad", señaló el gobernador de San Juan. Asimismo, detalló que en la reunión se hablaron "temas fundamentalmente relacionados al Presupuesto" y agregó que "obviamente algún tema político, que es inevitable hacerlo, básicamente eso".

Los mandatarios de las provincias de Tucumán, Entre Ríos, Santa Fe, La Rioja, Catamarca, La Pampa, Misiones y Tierra del Fuego, también responsabilizan a la oposición por haber dejado a sus administraciones sin los fondos previstos dentro del proyecto de Presupuesto 2022, "priorizando intereses políticos por sobre el valor de inversiones en obras claves para cada región".

En sintonía con Massa, quien a través de un informe puso en evidencia los efectos negativos que causará a las administraciones provinciales y municipales el rechazo efectuado al proyecto de ley de Presupuesto General, Bordet aseguró que el rechazo al Presupuesto le provocará a su provincia pérdidas de "casi 9000 millones de pesos", impactando "de manera muy negativa" en la provincia. "Si alguien se perjudicó con la no sanción del presupuesto, fuimos los gobernadores y las provincias", consideró el entrerriano y señaló que hay legisladores que "en campaña dicen que defenderán los intereses de la provincia y después hacen otra cosa".

Dejá tu comentario