Ronda por gastos porteños 2007 sigue complicando a Telerman

Política

Con una batucada en reclamo de viviendas sociales sonando en los ventanales del Salón Montevideo de la Legislatura porteña y con el correr de fuertes rumores sobre la presunta inestabilidad del ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, brindó ayer sus explicaciones sobre gastos 2007 el ministro porteño de Obras Públicas, Juan Pablo Schiavi.

El funcionario sorteó con paciencia la interpelación que ayer le hizo la Comisión de Presupuesto de la Legislatura de la Ciudad, con el fin de conocer su plan de gastos 2007, una tenida que se alargó por casi 8 horas, en una sala repleta y agobiante calor.

Entre sus explicaciones, Schiavi anunció que no se hará -como lo venía anunciando Jorge Telerman- el mentado corredor verde del oeste, que dejará bajo techo 750 metros del ferrocarril en la zona del barrio de Almagro y convertiría el lugar en un espacio verde.

Según el funcionario, los estudios técnicos previos a la licitación que realizó la gestión anterior no coincidieron con análisis posteriores de resistencia del suelo para la obra. Los legisladores inquirieron en cómo entonces había presupuestados $ 3.000.000 para ese emprendimiento, y Schiavi sostuvo que se harán estudios nuevos y se resarcirá a la empresa que comenzó con el hormigonado.

  • Subterráneos

    Otro momento difícil fue cuando se le consultó por qué había $ 360 millones destinados a la compra de vagones de subterráneos de la nueva línea H, cuando el año pasado eran $ 270 millones y la licitación se cayó. Pero el funcionario explicó que el cálculo era estimativo. Es que ése es uno de los puntos que Nielsen señala para sostener la necesidad de endeudar a la Ciudad por $ 661 millones.

    «Además, el ministro admitió que para inaugurarla, en junio próximo, se usarán vagones de otras líneas», se quejó el arista Alejandro Rabinovich.

    La macrista Sol Acuña, como lo hizo ante otros ministros en la ronda de explicaciones, le anticipó a Schiavi que había acuerdo de los bloques mayoritarios de no sancionar la Ley de Presupuesto con déficit de $ 1.000 millones como se proyectó. Pero, por cierto, no es temática del titular de Obras Públicas y así eludió la discusión.

    Ayer, antes del encuentro, el kirchnerismo se reunió en el llamado Instituto para la Victoria que preside Alberto Fernández, donde un conjunto de técnicos como Miguel Pesce (vice del Banco Central), el titular de la Comisión de Presupuesto porteña, Juan Manuel Olmos; el de la Auditoría de la Ciudad, Matías Barroetaveña, y Juan Manuel Abal Medida brindaron sus críticas al Presupuesto de Telerman.

    Pesce, quien fue secretario de Hacienda porteño durante la gestión de Aníbal Ibarra, consideró que «déficit y endeudamiento encienden una luz de alerta por el riesgo en que pondrían a la soberanía fiscal de la Ciudad».

  • Sin déficit

    «La Legislatura aprobará un Presupuesto equilibrado, con déficit fiscal cero, sin endeudamiento pero con un nivel de gastos que permita sostener tanto la inversión en obra pública como los servicios de promoción social, educación, cultura y salud», adviritó Olmos.

    La negativa del kirchnerismo, el macrismo y el ARI, de votar el Presupuesto con déficit complica su aprobación.

    La jornada trascurrió entre fuertes rumores que intentaban mortificar a Nielsen por un lado, y a los legisladores por el otro.

    Por parte de las oficinas de Hacienda se aseguraba que el conteo de votos estaría en su momento para la sanción de la ley tal cual se envió. Muchos hicieron cuentas, pero los que se niegan a la aprobación, por el momento llegan a cerca de 40, sobre 60 bancas, lo que no permite contar con 31 votos necesarios.

    En cambio, en el entorno del Gobierno porteño se aseguraba que Telerman ya tendría lista la salida del ministro, con una nómina de alternativas que incluyen a actuales funcionarios para ocupar el cargo. Versiones que agitan el clima en medio del cual la Legislatura tiene previsto terminar la semana que viene con las consultas y finalmente instalar el debate en comisión.

    El kirchnerismo se encuentra elaborando una propuesta con déficit cero, que acercaría al gobierno para que la considere.
  • Dejá tu comentario