Telerman deberá rehacer Presupuesto 2007

Política

La Legislatura porteña está decidida a no aprobar el plan de gastos 2007 que elevó el ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, que contempla alrededor de $ 10 mil millones, con un déficit de $ 1.000 millones y el pedido de un endeudamiento por $ 661 millones. Así lo vienen manifestando desde que se elevó el proyecto de ley.

La definición se la comunicará formalmente a Jorge Telerman el grupo de diputados de la Comisión de Presupuesto y jefes de bancada junto al titular de la Legislatura, Santiago de Estrada. Si bien los diputados vienen declamando esa negativa a votar el proyecto como está, el planteo contempla otras variantes. Esto significa que Telerman tendrá ley de Presupuesto 2007 aprobada, quizá en la fecha prevista, 30 de noviembre, días más o días menos, pero será el Presupuesto que rehaga de acuerdo con algunas pautas que le exigirán los diputados. Una es, que las cuentas estén equilibradas.

Telerman ya está anticipado de la novedad y viene escuchando las declaraciones de todo el arco político porteño representado en el recinto, en contra de dejar a la Ciudad en rojo el año que viene.

Prácticamente todos los bloques de la Legislatura rechazan el proyecto de ley por el resultado deficitario. De todos modos se vienen realizando las rondas de ministros, que finalizarán en diez días.

Después de esas interpelaciones donde los funcionarios explican en qué van a gastar (generalmente, todos dicen que es menos lo que le asignaron a lo que quisieran), la Comisión de Presupuesto, que preside el kirchnerista Juan Manuel Olmos, se reunirá para debatir el resultado de las consultas.

Hasta ahora, los diputados no ven justificación al déficit y en la ronda de ministros falta aún que exponga Juan Pablo Schiavi quien tiene a su cargo Obras Públicas. Allí, los legisladores consideran que no es necesario hacer ahora el gasto de $ 360 millones para vagones de subterráneos, entre otras cuestiones.

De ese modo, Nielsen se verá obligado a rehacer el Presupuesto que requiere Telerman para 2007, para lograr los votos para su aprobación en el recinto.

Mauricio Macri viene reiterando a sus legisladores que no den los votos para el plan de gastos que está presentado. El ARI se manifiesta en la misma sintonía, aunque podrían considerar un endeudamiento para obras, pero con un Presupuesto equilibrado.

El kirchnerismo ayer mismo debatía en la bancada la posibilidad de presentar una propuesta correctiva propia de las partidas presupuestarias.

Dejá tu comentario