Avales a DNU de vacunas, Losardo y Nielsen (embajadas)

Política

La Cámara alta blindó anoche un combo de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) relacionados con la pandemia. Uno de ellos es el que firmó Alberto Fernández para destrabar el arribo de vacunas de empresas estadounidenses, como Pfizer, que recibió 60 votos a favor, la abstención de la radical Pamela Verasay, y el rechazo de su compañera de bancada María Belén Tapia.

El texto en cuestión volvió a ser cuestionado por el cristinismo en el recinto, tal como hizo Máximo Kirchner en Diputados. “No nos agrada tener que aceptar un DNU, tras una ley que votamos en este Congreso, por presiones de laboratorios internacionales acompañados por dirigentes de nuestro país”, aseguró ayer el senador Mariano Recalde.

Días atrás, Kirchner advirtió: “Si un laboratorio nos obligó a tener que cambiar todo el andamiaje, ¿qué vamos a hacer con el Fondo Monetario?”. Y agregó: “Yo no quiero un país que sea juguete de las circunstancias o que tenga que ceder a los caprichos de los laboratorios extranjeros, que con muchísima mezquindad buscan siempre doblarle el brazo al gobierno y también a este Congreso.

La respuesta no tardó en llegar. El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, adelantó un acompañamiento mayoritario de la bancada pese a “nubarrones y cláusulas oscuras” en el DNU que craneó la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. El legislador tampoco se olvidó de recordar que la funcionaria -y exlegisladora- dijo semanas atrás que “los tiempos del Congreso no están previstos para estas emergencias”.

En esa línea, el senador radical criticó al Frente de Todos por haber rechazado modificar la ley en Diputados y, a las pocas horas, anunciar el DNU. Luego, apuntó a la “renuncia de inmunidad soberana de cualquier bien perteneciente, regalías y bienes privados del Estado, pero eso no lo dice la ley en cuanto a los estados provinciales, por lo que estamos ante un eventual conflicto”.

Durante la sesión, oficialismo y oposición incorporaron al temario los pliegos que activan a la exministra de Justicia Marcela Losardo, y al extitular de YPF Guillermo Nielsen, como embajadores ante la Unesco y Arabaia Saudita, respectivamente.

Ambos abandonaron sus últimos cargos ante diferencias insalvables con el cristinismo, que logró ubicar allí a personas de su confianza.

Dejá tu comentario