Tres mujeres icónicas unen sus voces: Evita, Frida y De Beauvoir

Espectáculos

Diálogo con sus intérpretes, Ana Celentano, Anabel Cherubito y Fabiana García Lago, en la quinta temporada de "Ser ellas", de Halvorsen.

En la línea de las biopics en series y teatro, “Ser ellas” es una obra que imagina un encuentro hipotético entre Eva Perón, Frida Kahlo y Simone de Beauvoir. Con autoría de Erika Halvorsen, la obra comenzó su quinta temporada en El tinglado y puede verse los viernes a las 20.

Ana Celentano, Anabel Cherubito y Fabiana García Lago protagonizan ese encuentro imaginario en el que reflexionan sobre la política, el amor, la libertad, la vocación, la muerte, la vejez y la juventud. Dialogamos con sus protagonistas sobre su conexión con los personajes, y a cada una le preguntamos cómo verían ellas el mundo de hoy.

Anabel Cherubito encarna a Simone de Beauvoir: “Estuve en contacto desde que era chiquita porque mi madre tenía sus libros en la biblioteca. Cuando leí ´Memorias de una joven formal´ fue el puntapié para seguir con otros y me empecé a fascinar con el deseo de libertad que tenían los personajes y por ende la autora, esas ganas de ser libre, feliz, me sentía muy identificada. Fui feliz cuando me fui de casa a los 18, y ella me acompaño. Siento que le impactaría ver hoy su libro convertido en un best seller y que después de muchos años esta ola feminista en el mundo haya hecho resignificar su libro y su figura. La entristecería ver lo que falta para que haya igualdad y derechos, y al ver que la mitad de la humanidad se muere de hambre ella sentiría que no hemos avanzado mucho. Las tres mujeres se nutren y complementan porque son transgresoras, talentosas y militantes”.

Frida

Fabiana García Lago como Frida Kahlo: “Nos dejó la resiliencia, el no victimizarse con el dolor, reconvertir las cosas graves y tragedias en algo bueno, seguir peleándola siempre, no bajar los brazos. Esa es una de las enseñanzas, ser fiel a lo que uno quiere, a nivel libertad, sexualidad, todo. Creo que esa tragedia que vivió de pequeña le cambió la perspectiva de todas las cosas. Hoy la impactarían los datos de mujeres que siguen muriendo pese a tanta lucha desde antes inclusive de los tiempos de estas tres mujeres. Le alegraría saber que a pesar de todo las generaciones seguirán hasta que la igualdad se instale y no tengamos que hablar más de este tema. Creo que a las tres las nutre la sinergia, juntas hubiesen sido muy poderosas. En la obra queda muy claro qué hubiera pasado si se hubieran juntado, tenemos la certeza de que cada una sabía de la existencia de la otra, eso tenía que ver con la admiración de cada una por la otra”.

Ana Celentano como Eva Perón: “Ha dejado muchísimo, derechos y cambios concretos en la vida cotidiana de la gente, los que pudieron resolver problemas en vidas empobrecidas hasta derechos para las mujeres, con la ley de sufragio universal, voto femenino, patria potestad compartida, que fue algo muy discutido en su época. Estaba en la Constitución del ´49 y después quedó, pero antes de eso las mujeres pasaban de ser propiedad de sus padres a propiedad de sus esposos y al separarse perdían todos los derechos sobre lo patrimonial y los hijos. Más allá de quienes la aman o la odian, el personaje de Evita es más que esa cosa binaria y tiene que ver con una faceta metafísica que ella encarnó, ideas que llevaron a la construcción de un movimiento nacional. Creo que le alegraría el movimiento de mujeres, le entristecería la pobreza, la precarización del trabajo y el endeudamiento frente al poder económico. Finalmente le sorprendería el impacto de la tecnología, una hiperconectividad que en lugar de conectarnos nos desconecta. Me pregunto cómo transmitiría su mensaje en estos tiempos”.

Dejá tu comentario