miércoles 14.11.2018
Información General
Siendo empleado advirtió de la falta de seguridad
martes 18 de Agosto de 2009

El cineasta Enrique Piñeyro declaró en la causa por la tragedia de Lapa

Enrique Piñeyro.

Enrique Piñeyro.

El ex piloto de la empresa aérea LAPA, Enrique Piñeyro, volvió a responsabilizar a la "cultura organizacional" de la compañía por la tragedia en el aeroparque metropolitano, que hace casi diez años provocó 67 muertos.

"El gruesísimo error del piloto y el desorden y desorganización que había esa noche en la cabina no era sino reflejo del desorden y desorganización en la empresa", sostuvo.

Al declarar en el juicio que se sigue a los principales directivos de la empresa propietaria del avión siniestrado, Piñeyro consideró que a Roberto Weigel, comandante del vuelo 3142 accidentado, "no se le exigió lo que se le debe exigir a un piloto para ponerlo al mando de un (Boeing) 737"

"No tuvo el entorno que lo contuviera o le advirtiera que no podía volar", reiteró, tras criticar una "cultura organizacional poco afecta a los procedimientos".

El 31 de agosto de 1999 un avión de Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA) intentó decolar del aeroparque metropolitano pero no alcanzó a hacerlo, arrasó con la reja perimetral y cruzó la avenida Costanera antes de estrellarse y prenderse fuego.

Las pericias, en especial del audio de cabina, determinaron que antes de que ello ocurriera sonó la bocina de alerta que indicaba que el avión no estaba con los alerones configurados como para elevarse.

Ese dictamen fue corroborado en el juicio por el testigo Robert McInnis, ex presidente de la Federación Internacional de Pilotos, quien aludió a la "incapacidad de la tripulación de ajustar los flaps"ú

Por el accidente están siendo enjuiciados por estrago culposo desde marzo del 2008 el ex presidente de LAPA, Andrés Deustch; el vice, Ronado Boyd y los ex empleados jerárquicos Fabián Chionetti y Gabriel Borsani y Nora Arzeno, así como los ex oficiales de la Fuerza Aérea Damián Peterson y Diego Lentito, por incumplimiento de sus deberes.

Piñeyro, que se retiró de la compañía tres meses antes de la tragedia y había advertido sobre la ausencia de controles de seguridad, ya dio su versión de lo ocurrido en su película "Whisky, Romeo, Zulú".

En una sala de audiencias colmada de damnificados pero también de los abogados de los directivos que intentan circunscribir la culpa en la tripulación que pereció en el accidente, Piñeyro insistió en su teoría aunque corroboró "graves diferencias" con Weigel en materia de seguridad de los vuelos.

En rigor, buena parte de la audiencia estuvo dedicada a cotejar al testigo con diversos documentos aportados por la defensa en los que diferentes pilotos expresaban reservas a volar con Piñeyro dada severidad con las normas de seguridad.

"Claro que tuve graves diferencias sobre seguridad (con Weigel) y de hecho estoy acá porque protagonizó el más grave accidente de la compañía", reforzó Piñeyro, quien se jactó de haber salido de la empresa "sin una sola sanción".

Tanto el Tribunal Oral federal 4 como la Cámara de Casación Penal rechazaron un planteo de la defensa para que el juicio se interrumpa y los imputados sólo realicen tareas comunitaria de probation.

El TOF 4 está integrado por el presidente Leopoldo Bruglia y los magistrados María Sanmartino y Jorge Lucio Gorini, con la intervención del secretario Eduardo Méndez, mientras que el fiscal federal Carlos Rívolo, que estuvo en la etapa de la instrucción del sumario, actúa como adjunto de Rizzi.