jueves 29.6.2017
Política
Lo firmó Michetti y todo el gabinete
jueves 23 de Junio de 2016

DNU del Gobierno para obra pública beneficia a Calcaterra

Ángelo Calcaterra y su tío, Franco Macri.

Ángelo Calcaterra y su tío, Franco Macri.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que lanzó el Gobierno de Mauricio Macri para reactivar las obras públicas beneficiará directamente a su primo Ángelo Calcaterra, ganador de la licitación para la construcción del soterramiento del tren Sarmiento.

La Nación impulsó en las últimas horas el Decreto 797/2016, que ya fue publicado en el Boletín Oficial, y que modifica el Presupuesto vigente para afrontar "gastos previsionales" por $ 76.000 millones para la Anses, a la vez que habilita un endeudamiento de $ 100.000 millones para concretar diversas obras para los próximos años. Una de ellas, es el "techado" del trayecto las estaciones Caballito y Haedo, del ramal que une la Ciudad con el oeste del conurbano bonaerense.

El decreto autoriza modificaciones en "la contratación de obras y adquisición de bienes con incidencia en ejercicios futuros" por $ 100.000 millones, de los cuales $ 40.000 millones corresponden a obras que estarían terminadas en 2016. Entre esos trabajos, se destaca el soterramiento del Sarmiento, que según se estima costará $ 45.000 millones en total: $ 300 millones se desembolsarán este año; $ 8.940 millones en 2017 y 2018 y $ 28.820 millones en años siguientes.

La mega obra fue licitada en 2007. Los ganadores del proyecto fueron la firma italiana Ghella, brasileña Oderbretch y la argentina Iecsa, encabezada por el primo de Macri. El soterramiento fue anunciado hace más de una década, durante el gobierno kirchnerista. Sin embargo, por diversos motivos nunca se inició. En febrero pasado, tras la vista del Presidente y el primer ministro Italiano, Mateo Renzi, a los talleres ferroviarios de Haedo, Macri se comprometió a revertir esa situación.

Iecsa es una de las principales contratistas de obra pública en la Argentina. Hasta 2007 integró el grupo Socma, cuando Franco Macri decidió vendérsela a su sobrino para no estropear el inicio de la gestión de su hijo Mauricio en la Ciudad.

En los últimos meses se difundió en varios medios periodísticos información concreta de que Iecsa era cliente de la financiera "La Rosadita", que compartió varias sociedades con las empresas de Lázaro Báez y que Macri todavía controla a la firma, ya que se Socma se quedó con las acciones de ODS en garantía, hasta que Calcaterra pudiera cancelar la deuda originada por la compra a Franco, hecho que aún no sucedió.

Al momento de justificar la necesidad y la urgencia, el decreto es más que elocuente. "Que la naturaleza excepcional de la situación planteada hace imposible seguir los trámites ordinarios previstos en la Constitución nacional para la sanción de las leyes", sostiene.

Curiosamente el DNU no lo firmó el Presidente, sino que fue suscripto por la vice Gabriela Michetti y todos los ministros del gabinete nacional.

47 comentarios