Córdoba se blinda y confirma pago de compromisos

Ambito Nacional

La incertidumbre generada por la presunta incapacidad de pago del mayor distrito del país le puso presión a la capacidad de otras provincias para hacer frente a sus compromisos en moneda extranjera, que representan casi el 73% del stock total de deuda.

En ese contexto, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, aprovechó ayer el almuerzo que mantuvo con el ministro Wado de Pedro en la Casa Rosada para confirmar el compromiso de pago de intereses por 16 millones de dólares de su bono CO27, cuyo vencimiento opera el 3 de febrero próximo. El texto fue enviado este lunes a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en medio de las turbulencias en el mercado por las declaraciones del ministro Martín Guzmán respecto de que no habría un salvataje financiero para el pago de la deuda de Buenos Aires.

En rigor, el mensaje del economista de Alberto Fernández fue entendido en el universo del resto de los gobernadores como una advertencia ante la posibilidad de que, aunque en proporciones menores, algún distrito subnacional reclame un auxilio nacional para sus compromisos en divisa extranjera. Es, además, una señal de la Casa Rosada hacia los bonistas extranjeros en el marco del proceso de renegociación de la deuda que arrancó el jueves pasado.

Si bien la situación de otras provincias no es comparable a la magnitud de Buenos Aires, un tropiezo en las gestiones por el pago de capitales e intereses podría terminar “arrastrando” las perspectivas generales.

Un trabajo de la consultora Economía & Regiones señalaba a mediados de 2019 que, con una divisa estimada en 43,35 pesos, los distritos acumulaban títulos por un total de 28.090 millones de dólares, siendo Buenos Aires (12.026 millones de dólares), Córdoba (118.690 millones de dólares) y la Ciudad de Buenos Aires (123.468 millones de dólares) los que encabezan el ránking de emisiones.

Con la escalada del dólar tras las PASO de agosto, las provincias se vieron obligadas a aumentar la cantidad de pesos necesarios para acceder a la compra de divisa. Así, en menos de 48 horas, la deuda pasó de 1, 217.688 billones a 1, 558.454 billones; es decir, unos 340.765 millones más.

En aquella oportunidad, Schiaretti salió a bajar los niveles de preocupación por el impacto en ese sentido por la escalada del dólar en los vencimientos de deuda cordobesa. “No afecta porque en el largo plazo los ingresos se equilibran con el valor del dólar”, señaló entonces.

Como una paradoja del destino, la administración de Mauricio Macri marcó el retorno de las provincias al mercado internacional. En esa senda, entre 2015 y el primer tramo de este año la deuda contraída aumentó en cerca de 363%.

Florencia Arbeleche

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario