Alto riesgo en más distritos fuerza a provincias a sumar restricciones

Ambito Nacional

Según Nación, 75% de departamentos de más de 40 mil habitantes tiene ese status epidemiológico. DNU presidencial del 8-A los obliga a activar medidas. Al del 16-A se habían plegado pocos.

La segunda ola profundizó su impacto en buena parte del país y empuja a más gobernadores a lanzar nuevas medidas restrictivas de la circulación social, en línea ya con la exhortación de Alberto Fernández de hace una semana. La fotografía oficial que mostró ayer el Ministerio de Salud grafica esa creciente preocupación, tras el ingreso a “riesgo epidemiológico alto” de 159 departamentos (de más de 40 mil habitantes), el 75% de los de ese tipo de Argentina y un 85% más que hace 14 días, cuando eran 85 los que transitaban ese delicado presente.

La radiografía de evaluación de riesgo epidemiológico -en este caso, una foto al 15 de abril- está directamente atada al DNU 235/2021 de Fernández del 8 de abril, en el cual ordenó la suspensión de algunas actividades en departamentos de “alto riesgo” epidemiológico, como reuniones sociales en domicilios particulares y la actividad gastronómica entre las 23 y las 6. El nuevo mapa difundido ayer llevará a los gobernadores a activar nuevas medidas.

P16_Semaforo 2x14.jpg

Pero hace una semana el Presidente lanzó además otro DNU, el 241/2021, que abrió la polémica con CABA por la orden de suspender las clases presenciales en el AMBA. Allí “invitó” a los gobernadores a adoptar nuevas medidas restrictivas para contener el avance de la pandemia, pero tuvo en rigor poco eco, ya que la mayoría de los Ejecutivos esquivó el incómodo convite, en medio del monitoreo diario de los contagios y la presión social y productiva en pos de desalentar nuevos cierres.

Sin embargo, en las últimas horas el rápido deterioro de las condiciones epidemiológicas en más provincias llevó a nuevos gobernadores a anunciar o analizar más medidas restrictivas, en pos de intentar bajar la circulación social y viral.

En las últimas horas desplegó anuncios el pampeano Sergio Ziliotto, mientras que ayer era inminente un paso en ese sentido del también peronista Omar Perotti en Santa Fe. También evalúa aplicar medidas el radical Rodolfo Suarez en Mendoza, entre otros. El objetivo: intentar reducir la circulación social pero sin afectar de lleno a la actividad económica ni tampoco suspender el dictado de clases presenciales.

Se suman así a otros mandatarios que se plegaron más tempranamente a la exhortación emanada desde la Casa Rosada. Un lote en el que militan -incluso con suspensión total o parcial de clases presenciales-, entre otros, el bonaerense Axel Kicillof, el catamarqueño Raúl Jalil (ayer, en rigor, suavizó parte de las medidas), el riojano Ricardo Quintela, el formoseño Gildo Insfrán y el chaqueño Jorge Capitanich.

“La situación en el área metropolitana de Buenos Aires es crítica, pero la pandemia está afectando a la gran mayoría del país”, advirtió ayer la directora nacional de Epidemiología, Analía Rearte, además de remarcar que “todos los grandes aglomerados urbanos están con aumento exponencial de casos”. Además resaltó diferencias respecto del escenario 2020, “en relación a la velocidad de aumento” de la mano de “la circulación cada vez más importante de nuevas variantes”.

El mapa oficial pinta de un crítico rojo a toda la Ciudad de Buenos Aires, San Luis y Tierra del Fuego, y a buena parte de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán y La Rioja.

En un segundo escalón en materia del grado de departamentos en riesgo alto se ubican Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos y Santa Cruz, mientras que en tercer lugar aparecen Corrientes, Catamarca, Neuquén, Chubut, Río Negro y La Pampa.

Otro lote de provincias, en cambio, se destaca por contar con la mayor parte de los departamentos como de riesgo “bajo” o “medio”: San Juan, Formosa, Chaco, Jujuy, Santiago del Estero y Salta. Y sólo Misiones no tiene por el momento ninguno en “rojo”, pese a su vecindad con el desbordado Brasil. En rigor, las provincias de la frontera norte aparecen como las menos complicadas, de la mano del cierre de fronteras y los redoblados controles.

Para ser considerados de “alto riesgo epidemiológico, eso departamentos deben reunir las siguientes condiciones: el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos debe ser superior a 1,20, y la “incidencia”, definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes, debe ser superior a 150.

Avanzada

En materia de nuevas restricciones, el santafesino Perotti se disponía a anunciar ayer medidas de restricción de la circulación, aunque sin suspensión de clases presenciales. El telón de fondo es delicado, tras ver cómo entraron en alto riesgo epidemiológico 14 departamentos de la provincia, contra 5 de hace dos semanas, y frente a un nivel de ocupación de camas críticas del orden del 90%.

Las medidas terminaron de pulirse tras un encuentro en la noche del martes de Perotti con su ministra de Salud, Sonia Martorano, y con intendentes. De allí brotó un pedido de los municipios: que las medidas no erosionen ni a la actividad económica ni a las clases presenciales.

En sintonía, en La Pampa, Ziliotto se aprestaba a lanzar ayer la suspensión de encuentros sociales en toda la provincia y la prohibición de público en los eventos deportivos, entre otras medidas.

En paralelo, en Mendoza, el radical Rodolfo Suarez analiza “nuevas restricciones”, según lo asegurado ayer por la ministra de Salud, Ana María Nadal. “Solicitamos que se restrinja la circulación a lo estrictamente necesario, y vinculado al trabajo”, enfatizó. Según trascendió en círculos locales, entre las variantes en análisis se encuentra la de reactivar las salidas en función de la terminación del DNI, para bajar la circulación. Y los intendentes del Gran Mendoza se reunieron con cámaras empresariales y el Centro de Empleados de Comercio en pos de activar un horario corrido de atención entre las 10 y las 20.

En la ciudad de Formosa, en tanto, la Policía provincial implementará desde hoy operativos de control por terminación de patente para disminuir la circulación de las personas: las de terminación impar podrán circular los lunes, miércoles y viernes de 7 a 20 y los domingos de 8 a 14, y las 0 o par los martes, jueves y sábados de 7 a 20 y domingos de 14 a 20.

El monitoreo de la situación sanitaria es diario en las gobernaciones, y crece la preocupación.

“En Tucumán el sistema sanitario está tenso, al igual que en otras provincias; por eso estamos monitoreando cada 24 horas la cantidad contagios, de pacientes que requieren internación de urgencia y otros de forma preventiva”, señaló el justicialista tucumano Juan Manzur.

Dejá tu comentario