Inflación empuja a más gobernadores a revisar paritarias y reforzar subas

Ambito Nacional

Crece el lote de mandatarios que anticipa monitoreos y activa anuncios salariales para contener reclamos en medio de efervescencia electoral.

La trepada inflacionaria -que acumula ya un 25,3% en el primer semestre- y la consecuente presión de los gremios empuja ya a un creciente número de gobernadores a revisar anticipadamente las paritarias selladas a principios de año y a reforzar los incrementos salariales, con foco en proteger el erosionado poder adquisitivo pero además en contener reclamos sindicales riesgosos en las puertas de las PASO de septiembre y las parlamentarias de noviembre.

El escenario se da en línea con el avance de la reapertura de las paritarias de gremios privados a nivel nacional para retocar los incrementos y delinear subas de entre el 40% y el 45%, con el guiño de la Casa Rosada y frente a una pauta inflacionaria inicialmente presupuestada del 29% que quedó largamente desdibujada.

Entre los mandatarios que activaron recomposiciones de sueldo en los últimos días se encuentran el bonaerense Axel Kicillof, el chaqueño Jorge Capitanich, el misionero Oscar Herrera Ahuad, el mendocino Rodolfo Suarez (en rigor, por decreto para los gremios con los que no hubo acuerdo), el pampeano Sergio Ziliotto (se disparó la cláusula gatillo) y el correntino Gustavo Valdés.

Por su parte, negocia en paritarias la rionegrina Arabela Carreras (hay efervescencia y ATE no descartaba bloquear hoy puentes), mientras que ya aseguraron que reabrirán las discusiones anticipadamente el sanjuanino Sergio Uñac y el catamarqueño Raúl Jalil.

La estrategia incluye, entre otras variantes, el anticipo de tramos de aumento previstos para el último cuatrimestre del año y un nuevo adelantamiento del plazo de monitoreo de las paritarias.

Una de las fotos más claras fue la que arrojó la Casa de Gobierno bonaerense el martes, cuando el propio Kicillof se puso al frente de una reunión con dirigentes estatales, docentes, judiciales y de la Salud. Allí anunció el adelanto a julio de un 8% del tercer tramo de aumento previsto para septiembre, y la reapertura anticipada de las negociaciones en agosto (fijadas para noviembre), con la mira en discutir el segundo semestre.

Así, los trabajadores recibirán un alza de más del 16% con su próximo recibo y redondearán una suba del orden del 30% en lo que va del año. “La Provincia tiene un doble objetivo: recuperar la capacidad financiera del Estado provincial y recuperar el salario de los trabajadores”, dijo Kicillof, frente a paritarias locales que en trazos gruesos habían definido a principios de año subas de entre 34% y 35% en tres cuotas, con revisión inicialmente en noviembre.

La estrategia -que obliga a los Ejecutivos a afinar el lápiz en medio de gastos potenciados por la pandemia y por el año electoral- se replica en otras provincias.

Por caso, en Chaco, el peronista Capitanich anunció una suba del 18% (12% en julio y 6% en septiembre) para la administración pública central y los poderes Judicial y Legislativo, que -sumado al 21% del primer semestre- delinea un incremento a septiembre del 45 %. También hubo recomposición para docentes (les garantiza un aumento del 46% en lo que va del año) y policías. “Recuperar la economía significa poder aumentar el consumo, generando más empleos y mejorando el poder adquisitivo del salario”, dijo Capitanich.

En Misiones, en sintonía, Herrera Ahuad activó a fin de junio el proceso de revisión, viene de cerrar recomposiciones con Salud y policías y en las próximas horas rubricará una con los docentes.

Por su parte, en Mendoza, el radical Suarez llamó a una instancia intermedia de negociación y fijó la semana pasada un aumento extra del 9% (con revisión en noviembre) que -dicen- permite arribar a un incremento interanual promedio del 42% a noviembre. Terminó oficializado por decreto para los gremios que rechazaron la suba por insuficiente, como los judiciales y trabajadores de la salud.

En paralelo, el sanjuanino Uñac aseguró que “en el corto plazo seguro habrá convocatoria”, y el catamarqueño Jalil adelantará a agosto la revisión de septiembre.

Mientras tanto, y en efecto contagio, crecen los reclamos gremiales a otros gobernadores en pos de reabrir paritarias. Una embestida que reciben, entre otros, el jujeño Gerardo Morales, el cordobés Juan Schiaretti, la santacruceña Alicia Kirchner, el chubutense Mariano Arcioni y el santafesino Omar Perotti. Desde Santa Fe, el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, remarcó que “la discusión se abrirá cuando llegue el momento: una vez que se liquide el aumento de septiembre”. “En septiembre vamos a superar el 35% de aumento anual”, dijo.

Dejá tu comentario