Boca no afloja

Deportes

Boca no afloja. Se dobla, pero no se quiebra. Con muchas ausencias entre los titulares, viajó a Santa Fe y derrotó 1-0 a Colón con gol de Nicolás Blandi para mantener la diferencia sobre su escolta Atlético de Rafaela en la duodécima fecha del torneo Apertura.

Sin Juan Román Riquelme, Lucas Viatri y Darío Cvitanich, su habitual tridente ofensivo, Julio César Falcioni optó por Christian Chávez, Blandi y Pablo Mouche para generar ataques en el equipo visitante.

Y vaya que le funcionó. Una jugada asociada entre los tres, le dio el gol del triunfo a Boca. Luego que Blandi malograra una oportunidad increíble al minuto de juego y que en la contra Colón lo tuviera, Mouche agarró una pelota al borde derecho del área grande, espero que Chávez le pasara como una locomotora por su espalda y le dio la pelota.

El mediocampista desbordó y mandó el centro que encontró, increíblemente solo, la cabeza de Blandi en el centro del área. El goleador no dudo y con un certero cabezazo cruzado abrió el marcador.

Luego de este baldazo de agua fría a los 14 minutos, el partido bajó el ritmo y se tornó a pedir de Boca. Fiel a su estilo, el líder del campeonato comenzó a cerrar los espacios y a apostar a los contragolpes por medio de la velocidad de Mouche, la habilidad de Chávez y el olfato goleador de Blandi.

De Colón solo se puede narrar un tiro libre de Pablo Lima que complicó el arquero Agustín Orión dando un rebote absurdo que cayó, a la salida del área chica, en los pies de Iván Moreno y Fabianessi. El mediocampista definió sin perder tiempo pero el uno de Boca se recuperó rápidamente y se quedó con la pelota cuando ésta se metía en el arco indefectiblemente.

Los dirigidos por Falcioni se mostraban más seguros, con un juego más aceitado y dominaban el partido. Así, sin chances en ninguno de los arcos, el primer tiempo se fue y Boca hizo su negocio.

En el complemento nada cambió y la visita acentúo aún más su dominio. En los primeros minutos, Chávez demostró que llevaba las riendas de su equipo y con una gran jugada individual estuvo cerca de ampliar el marcador. Pero la pelota dio en el poste izquierdo del arco defendido por Diego Pozo tras el remate de afuera del área de la figura del partido.

Boca era cada vez más profundo en sus ataques y la pasividad en la defensa de Colón llamaba la atención. Así fue como Mouche recibió una pelota en la medialuna del área, encaró hacia la derecha, desbordó y Blandi se encargó, otra vez solo en el centro del área, de ampliar la diferencia.

Lo que quedó del partido sobró. Boca dominó a placer y se llevó mucho más que un triunfo de Santa Fe. Los conducidos por Falcioni regresan del estadio Brigadier Estanislao López con la misma diferencia respecto del escolta con la que comenzaron la fecha y con la certeza que desde el banco de suplentes llega la mejor solución para el mal de las lesiones.

Dejá tu comentario