Miguel Ángel Russo dejó de ser el técnico de Boca y lo reemplazará Battaglia

Deportes

El equipo llegó a 10 partidos sin ganar y empató su peor registro en 91 años. El club de la Ribera no encuentra el rumbo deportivo y preocupa su nivel de juego.

Luego de más de un año y medio en el cargo, Miguel Ángel Russo dejó de ser el técnico de Boca Juniors. Los malos resultados empujaron su salida. Lo reemplazará interinamente el multicampeón Sebastián Battaglia.

No son horas fáciles hoy en Boca Juniors. Eliminado de la Copa Libertadores -aunque no merecido- y todavía sin poder ganar en el torneo local, los ojos se posaron sobre la continuidad del entrenado. Pese a haber logrado algo de oxígeno tras haber dejado en el camino a River en la Copa Argentina, el Consejo del Fútbol tomó la decisión de rescindir su contrato y reemplazarlo con el técnico de la reserva.

Ayer, Boca Juniors perdió 1-0 con Estudiantes de La Plata e igualó así su peor racha histórica en el profesionalismo, con lo que lleva 10 encuentros sin conocer la victoria. Es su racha más negativa en el profesionalismo.

Encuesta

El equipo que horas atrás dirigía Miguel Ángel Russo equilibró una serie negativa que se había producido lejos en el tiempo, allá por la temporada 1957, cuando el xeneize también pasó 10 cotejos sin festejar.

En aquella ocasión, la serie negativa se inició el 16 de junio con un tropiezo en Boedo ante San Lorenzo (2-3) y se extendió hasta el 25 de agosto con otra derrota frente a Estudiantes de La Plata (1-3). En ese interín, el elenco de la Ribera acumuló, entre la séptima y decimosexta jornada, seis empates y cuatro caídas.

La racha se cortó el 1 de septiembre de aquel año, también en La Plata, con un 3-1 sobre Gimnasia, con los goles de Eduardo Senés (2) y Pedro Mansilla.

Esta seguidilla negativa, en la que solamente marcó tres tantos, se inició el pasado 8 de mayo, con una derrota 0-1 con Patronato, en Paraná, por la última fecha de la etapa clasificatoria de la pasada Copa de la LPF que ganó Colón de Santa Fe.

Luego, el equipo que dirigía Russo empató 1-1 con River Plate el clásico (gol de Carlos Tevez) y se impuso en la tanda de los penales, por la llave de cuartos de final. En la serie semifinal igualó sin goles con Racing en San Juan, pero quedó eliminado al perder en la definición con tiros desde el punto penal.

Ya en este certamen, Boca hilvanó un 1-1 con Unión de Santa Fe (gol de Agustín Obando). Y luego empató, bajo la conducción técnica de Sebastián Battaglia, sin goles con Banfield, en el Florencio Sola.

También con la Reserva y bajo la tutela de Battaglia, el elenco xeneize perdió el clásico con San Lorenzo (0-2), pero luego igualó con Talleres de Córdoba (0-0), nuevamente con Russo sentado en el banco de suplentes.

Durante la semana pasada, bajo una lluvia torrencial, Boca igualó 1-1 con Argentinos Juniors (gol en contra de Miguel Torrén) más la derrota en La Plata frente a Estudiantes (0-1).

En el medio estuvo el encuentro de octavos de final de Copa Argentina con River Plate, también en La Plata, que el conjunto por entonces comandado por Russo terminó llevándose en la serie de penales (4-1), después de que los 90 minutos finalizaran empatados sin tantos.

Desde el comienzo de un torneo, Boca nunca estuvo seis encuentros sin ganar. En el Metropolitano 1980, cuando quedó en la última colocación de la tabla, con apenas 2 unidades, el equipo que en ese entonces conducía Antonio Ubaldo Rattín sumó 5 caídas en las primeras 6 presentaciones: 0-2 con Unión de Santa Fe (V); 2-5 con Newell?s (V); 2-5 con River Plate (L); 0-2 con Tigre (V) y 2-5 con Independiente (L).

El único triunfo en esa racha nefasta se dio en la Bombonera, en un 2-1 agónico sobre Quilmes, con goles de Hugo Perotti (Pt. 5m.) y Alfredo Letanú (St. 41m.), en un domingo 17 de febrero.

Temas

Dejá tu comentario