Caos en el Monumental: piedras al micro de Boca y gases contra hinchas de River sin entradas

Deportes

El micro que trasladaba al plantel de Boca llegó con varios vidrios rotos al estadio Monumental, luego de haber recibido piedrazos en el trayecto y en la llegada por parte de hinchas de River.

Además, los jugadores y cuerpo técnico se vieron afectados por los gases lacrimógenos que la Policía Federal lanzó sobre hinchas de River para dispersarlos.



Darío Benedetto, Carlos Tevez y Agustín Almendra, entre otros, ingresaron al vestuario con muchas dificultades para respirar.

"Tiraron gas pimienta", alcanzó a balbucear Benedetto, uno de los más afectados, según se pudo ver en la transmisión oficial mientras recorrían el anillo interno del "Monumental".

Con lágrimas en los ojos y tos continua, el plantel de Boca y el cuerpo técnico encabezado por Guillermo Barros Schelotto se metió en el vestuario, donde también ingresó el presidente Daniel Angelici.

Los gases eran producto de los desmanes que hinchas "millonarios" sin entrada protagonizaban con la Policía, luego de haber podido llegar inexplicablemente hasta los ingresos.

Cientos de fanáticos del club de Núñez desbordaron los molinetes de acceso a la platea Belgrano Baja del estadio Monumental y la policía lanzó gases para controlar los disturbios, que se produjeron a las 14.45, poco más de dos horas antes del inicio de la Superfinal.



Un socio de River que ingresó a la cancha con sus ojos irritados y cubriéndose la boca con su remera explicó a Télam que el incidente se produjo por la gran concentración en la puerta de acceso y las demoras en el control del ticket para habilitar el pase.

La situación fue controlada rápidamente y efectivos de seguridad privada del club realizaron algunas detenciones de hinchas, lo que produjo un cántico masivo en contra del presidente Mauricio Macri, fanático de Boca.

Pasadas las 15, el Monumental presentaba una ocupación del 70 por ciento de su capacidad y en sus inmediaciones cientos de hinchas permanecían sin entradas a la búsqueda de una de ellas en la reventa.

Dejá tu comentario