Entre lágrimas, Pelé abandonó el hospital

Deportes

El exfutbolista brasileño Pelé, tres veces campeón mundial con el seleccionado de su país, abandonó este jueves en silla de ruedas el hospital Albert Einstein de San Pablo, cinco días después de someterse a una artoplastía total de la cadera derecha.

El exdelantero, de 72 años, abandonó la clínica en una silla de ruedas y llegó a llorar durante su primer contacto con la prensa después de la intervención del sábado pasado, que reemplazó por una prótesis su cadera derecha, afectada por artrosis.

"Yo no me imaginaba que el pueblo brasileño se preocupara tanto conmigo. Gracias a Dios estoy bien, agradezco a todos los que rezaron por mí", dijo, entre lágrimas, antes de agregar en tono de broma: "Me gustaría decir que voy a prepararme para el Mundial (de Brasil 2014)".

Según el cirujano ortopédico Roberto Queiroz, la intervención se prolongó por alrededor de una hora y media y se espera que libere totalmente a Pelé de las molestias causadas por el desgaste en la cadera derecha que le causaba un dolor constante.

"Pelé presentaba un desgaste de la articulación al que llamamos artrosis. Esto es resultado de toda la actividad física que mantuvo a lo largo de los años, con el fútbol, tenis y todo lo demás", afirmó el médico en declaraciones al portal GloboEsporte, informó la agencia alemana DPA.

Queiroz afirmó que la recuperación requiere de dos meses de descanso y obligará a Pelé a caminar apoyado en un bastón durante algunas semanas, pero podrá a volver a practicar deportes dentro de cuatro meses.

Pelé, que anotó 1.281 goles en su carrera, conquistó los Mundiales de Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970.

Dejá tu comentario