Los catalanes juegan al ritmo de Messi

Deportes

El partido de Lionel Messi fue brillante, no sólo desde el virtuosismo de su juego sino desde los números. Si bien el rosarino no pudo marcar ninguno de los 5 goles de Barcelona tuvo 2 situaciones claras de gol en el primer tiempo, una de ellas se estrelló en el palo, y realizó 3 asistencias, de las cuales 2 finalizaron en gol de David Villa.

Sin embargo, el dato más asombroso, y que deja a las claras que fue el titiritero del Barcelona, es el de la efectividad en los pases: 96% (48 correctos y dos que terminaron en los pies de los defensores de Real Madrid).

Para redondear la planilla de Messi al mejor estilo NBA, se puede destacar que en el segundo tiempo robó 5 pelotas en mitad de la cancha, de las cuales una decantó en un magistral pase a David Villa que terminó inflando las redes de Iker Casillas.

Por otro lado, también son impresionantes los números de Barcelona como conjunto. El equipo que dirige Josep Guardiola generó 13 situaciones de gol de las cuales 5 finalizaron en gol, 1 en el palo y tan sólo 3 salieron desviadas, contra sólo 5 de Real Madrid, que no generó ningún mano a mano en todo el encuentro.

Además, el conjunto catalán contó con la posesión de la pelota el 73% del encuentro, habiendo efectuado el 91% de sus pases de manera correcta (481 bien contra sólo 50 incorrectos). Otro número que pinta de llenó la supremacía del equipo azulgrana fue que le robó la pelota al conjunto merengue en 40 oportunidades contra solamente 9 oportunidades donde los dirigidos por José Mourinho pudieron recuperar el balón.

Sin lugar a dudas, en el Camp Nou sólo hubo un equipo y fue Barcelona. Desde el brillo individual hasta el implacable juego colectivo, el equipo de Josep Guardiola de dio una verdadera lección de fútbol al de José Mourinho, que difícilmente se olvidara.

Dejá tu comentario