Nalbandian, molesto, le envió una carta al titular de la AAT

Deportes

David Nalbandian cuestionó al presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Enrique Morea, por haber desoido el pedido del equipo nacional de Copa Davis para jugar la final con España en la ciudad de Córdoba.

El cordobés, reciente finalista del torneo de Basilea, hizo públicos sus cuestionamientos al titular AAT en el marco de una carta que fue dada a conocer esta tarde y que lleva su firma.

De todos modos, la primera raqueta argentina aseguró que hará todo el esfuerzo deportivo necesario para ganarle a España la final de la Davis.

Para Nalbandian la definición a favor de Mar del Plata en detrimento de Córdoba continua siendo un misterio "ya que no existen explicaciones convincentes" en torno al tema.

El siguiente es el texto completó de la carta enviada por el cordobés desde Basilea a Enrique Morea;

"Sr. Presidente de la Asociación Argentina de Tenis Enrique Jorge Morea De mi mayor respeto:

Me dirijo a Ud. por el presente a fin de hacerle conocer mi pensamiento en relación a su contestación de fecha 20/10/08, puesto que la misma no satisface ninguna de las preguntas y requerimientos efectuados en forma clara y específica; haciendo presente que si la Asociación declamó privilegiar el pedido del Capitán del Equipo de fecha 29.09.08, ha soslayado que el mismo reza textualmente: ".junto con los jugadores por consenso hemos llegado a la conclusión que la mejor opción desde el aspecto deportivo es la ciudad de Córdoba por estar a una altura aproximada de 500 metros por sobre el nivel del mar, considerando este punto a favor de nuestro equipo"

Privilegiado entonces la conclusión del equipo, es claro que el país anfitrión es el que propone "la sede" (como es de práctica usual en todos lados) y no el que presenta alternativas. Abonando lo dicho, ha quedado totalmente en evidencia que Córdoba como plaza no fue descalificada, sino que la sede fue seleccionada entre las alternativas propuestas por esa Asociación, razón por la cual la I.T.F. realiza una elección en base supuestamente a datos comparativos y no decantativos, resultando obvio entonces que el fracaso en conseguir la sede que representaba las mejores condiciones deportivas, continúa siendo un misterio sin explicaciones convincentes.

De todas maneras, desde mi profundo y auténtico espíritu deportivo, quiero hacerle saber Sr. Presidente, que contará como siempre con mi mayor esfuerzo en esta final por así merecerlo todos los argentinos y en especial los amantes del tenis que anhelan y sueñan con el triunfo del equipo.

Saludo a Ud. muy atte.

David Nalbandian.

Dejá tu comentario