Reutemann: "siempre me dicen que no gané un campeonato"

Deportes

El ex subcampeón mundial de Fórmula 1 y actual senador por Santa Fe, Carlos Reutemann, reveló que "una decisión estratégica de Williams" le impidió adjudicarse el campeonato Mundial de Fórmula de 1981 que finalmente perdió por un punto a manos del brasileño Nelson Piquet.

En una entrevista exclusiva a la relanzada revista Corsa, Reutemann definió como "equivocada" la decisión del equipo inglés de dejar de utilizar los neumáticos de origen francés Michelin para pasar a competir con los norteamericanos Goodyear.

"Esa decisión fue muy equivocada y hasta me queda la seria duda si no hubo otra cosa detrás, porque Brabham, que también usaba las Michelin, se adaptó rápido a las gomas norteamericanas", explicó el ex corredor al datelles sobre la definición de aquel título.

"Lole" recordó que el equipo Williams era el "más rápido" mientras utilizó Michelín y comparó a modo de ejemplo de qué manera influyó el cambio del fabricante de neumaticos en el rendimiento de su máquina.

"Mientras tuvimos Michelin éramos los más rápidos. Había miles de razones para eso, pero esencialmente porque el auto andaba mejor con las Michelin. Yo con las gomas francesas sumé como cuarenta puntos y con las Goodyear cinco o seis. Ese fue el eje de la cuestión, amén de un tema interno que se había vuelto tenso", añadió.

En aquella temporada, Reutemann llegó a la carrera final del certamen con grandes chances de coronarse campeón del mundo de la Fórmula Uno, sin embargo, el trofeo quedó finalmente en manos de Nelson Piquet, por un solo punto de diferencia.

"Pese a que llegué a la F-1, gané, me mantuve varios años y corrí en los mejores equipos, siempre me dicen que no gané el campeonato. Sería lindo verme en los books como World Champion, pero figuro con unos cuantos triunfos, cosa lejana para un argentino hoy", dijo con cierto tono de resignación.

El ex piloto consideró que "una contra importante" en su carrera profesional fue haber ingresado "de muy grande" al mundo del automovilismo.

"Tuve la gran contra de empezar de muy grande y no tener escuela en 'single-seater' (monoplazas). A veces me pongo a pensar si Carlos Reutemann podría llegar hoy a la Fórmula Uno. Al repasar mis inicios y ver la edad en la que empecé, me parece que eso sería casi imposible", apuntó.

Por otro lado, desestimó la teoría que asegura que a un piloto que pretende llegar a la F-1 "le juega en contra" haber nacido en Argentina.

"Si aparece un (Fernando) Alonso o un (Ayrton) Senna que rompa los relojes no importa la nacionalidad. En Fórmula Uno hay una sola verdad; en mi época era el cronómetro manual, hoy es el electrónico, el que lo hace parar antes se queda con todo", subrayó. Estimó que en la actualidad un piloto argentino podría correr en la máxima categoría si primero acumula varios años corriendo en karting y puede contar con un presupuesto anual de 300.000 euros por año.

"Con 17 o 18 años de edad y varios de karting puede tener la chance. Tiene que hacer escuela en la Fórmula 3 Inglesa y contar con un presupuesto de unos 300.000 euros por año. Tiene que mostrarse y, en este mundo del siglo XXI tan mediático-marketing dependiente, necesita a alguien que lo represente y ande tan rápido como Ayrton pero por los boxes", analizó.

Por otro lado, comentó que le gustan "casi todas" las categorías de la actualidad, aunque remarcó que su obsesión sigue siendo mirar las carreras de Fórmula Uno.

"En general, me gustan casi todas las categorías, pero pongo más atención en la F-1. El año pasado me gustaron mucho Mariano Werner, también como definió el título Matías Rossi en el TC 2000 y una maniobra de Diego Aventín, en Buenos Aires, donde pasó a su rival por afuera del Ciervo para ganar la cuerda a la izquierda siguiente y posteriormente la carrera", precisó.

"Obviamente, también me gustaron algunas maniobras de Michael Schumacher y Fernando Alonso. Hoy, los autos son más seguros por el tipo de materiales que se usa para su construcción, la posición del piloto, incluso los circuitos tienen más escape. Además otra cosa: casi no hay fuego", añadió.

En ese sentido, recordó una anécdota ocurrida en el circuito español de Jarama, en 1978, cuando casi se prende fuego la Ferrari que conducía tras sufrir un grave accidente.

"Recuerdo Jarama de 1978, cuando con la Ferrari quedé boca abajo enredado en las redes de contención y no podía salir. Me empapé con la nafta que empezaba a caer. Si caía una chispa era boleta", comentó, mitad en serio, mitad en broma.

Por último, se mostró satisfecho con el balance parcial de su vida y recordó la humilde infancia que vivió en Santa Fe, su provincia natal.

"La vida me dio muchas alegrías y tristezas pero el balance en general es bueno. No me olvido que hacía 10 kilómetros a caballo todos los días para ir a la escuela primaria de Manucho y mi maestra me enseñó a sumar con palitos. Es decir, todo lo que conseguí en la vida me costó un huevo y tres cuartos del otro", concluyó.

  • La vuelta de Corsa

    La entrevista a Reuteman marcó el regreso a las calles de la mítica revista Corsa tras 6 años fuera de los kioscos. En la edición que está a la venta desde anoche en Capital y desde hoy en el resto del país se puede encontrar toda la actualidad del automovilismo y una cobertura especial de la primera carrera del TC en Mar de Ajó.
  • Dejá tu comentario