1 de junio 2011 - 23:37

Sin rivales, Blatter fue reelecto como presidente de la FIFA

Blatter fue elegido por 4 años más.
Blatter fue elegido por 4 años más.
La FIFA reeligió a Joseph Blatter, de 75 años, para cumplir un cuarto mandato como presidente hasta 2015, en un Congreso que incluyó durísimos ataques a la Federación inglesa (FA), que pidió frenar la votación.

Blatter, que compitió solo ya que su rival, el suspendido qatarí Mohamed Bin Hammam ni siquiera fue autorizado a ingresar al Congreso, recibió 186 de los 203 votos posibles, según anunció el argentino Julio Grondona, vicepresidente senior FIFA.

"Gracias por su confianza, lo agradezco desde el fondo del corazón. Estoy feliz porque recuperamos la solidaridad, la unidad en el mundo del fútbol. Sé que la nave de la FIFA está en aguas agitadas, pero la pondremos en el buen camino. Precisaremos tiempo y coraje, pero lo haremos", dijo Blatter.

Presidente de la FIFA desde 1998 y ya en su último mandato, según prometió, Blatter derrotó primero una moción de la Federación de Inglaterra (FA) de suspender la votación, por 178 votos contra 17.

En el medio de ambas votaciones, los discursos fueron de fuerte defensa a Blatter y duras críticas a la FA y también a la prensa inglesa, acusada de lanzar las duras denuncias de corrupción que afectaron a la FIFA en los últimos meses.

"Soportamos siempre ataques desde Inglaterra de un periodismo que se ocupa más en mentir que en decir la verdad", se quejó el argentino Grondona, mientras que su par español, Ángel Villar, habló de "profesionales de la información que amparados en el derecho de informar atacan los derechos de otros".

"Nos asocian con delitos que no cometimos, nos insultan, atacan nuestra libertad. Ya basta. Hablemos de cosas más importantes...de lo que ha hecho este caballero en doce años", remató Villar apuntando a Blatter. Allan Hansen (Dinamarca) fue uno de los pocos que pidió a Blatter una comisión independiente que investigue las denuncias, en tanto otros, como el ex crack alemán Franz Beckenbauer, eligieron hablar sobre fútbol, infracciones y tiro libres.

Antes de la votación, Blatter prometió "tolerancia cero para todos" contra la corrupción y propuso que las sedes de los próximos Mundiales pasen a ser elegidas por el Congreso y no por el Comité Ejecutivo, de apenas 24 miembros.

El cambio, exactamente inverso al que promovió en su momento el Comité Olímpico Internacional (COI), fue propuesto tras las denuncias de que Qatar compró la sede del Mundial 2022, en la votación de 2010 que también asignó a Rusia la Copa de 2018.

Blatter propuso además que el Congreso designe a los miembros de la Comisión Etica y ofreció la posibilidad de un Congreso extraordinario "que reconstruya la pirámide del fútbol y restaurar la credibilidad".

El dirigente suizo, según trascendió, debió realizar muchas concesiones a cambio de apoyo, mientras sectores británicos propusieron hasta el nombre del ex presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva, como solución anti-crisis.

"Hemos recibido muchos golpes, personalmente recibí varias bofetadas...Debemos efectuar reformas, no solo retoques, porque no queremos hallarnos nunca más en una situacion indigna como la actual", dijo Blatter, a quien la Comisión Etica absolvió el domingo pasado de cargos formulados por Bin Hammam.

El qatarí, presidente de la Confederación Asiática, fue impedido de ingresar al Congreso a raíz de la suspensión que le impuso la Comisión Etica, que lo acusó de comprar votos entre Federaciones de la Unión Caribeña de Fútbol.

"Estoy triste y decepcionado, no aceptaré jamás que mi nombre y reputación sean dañados así", dijo Bin Hammam, de 62 años.

Por ese cargo, también fue suspendido el presidente de la UCF y de la Concacaf, el triniteño Jack Warner, quien replicó con graves acusaciones que salpicaron a miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA en las horas previas a la votación.

La FIFA aprobó también beneficios de 202 millones de dólares de 2010, que hacen un total de 631 millones para el ejercicio 2007-10 beneficios, con 4.189 millones de ingresos y 3.558 millones de gastos.

Las reservas de la FIFA, que estaban en negativo en 2002, son ahora de 1.280 millones, mientras que el presupuesto 2012 prevé ingresos por 676 millones y gastos por 666 millones, lo que fue aprobado por 194 votos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar