Golpe: ya no quedan autos de menos de u$s10.000 para planes de ahorro

Economía

Las cuotas de este sistema se calculan sobre los precios de lista. En cambio, quienes compran al contado se benefician con grandes descuentos.

La crisis golpea a todos, pero a algunos más que a otros. Los suscriptores de planes de ahorro deben sentirse aludidos. En los últimos dos años los precios de los 0 km. se incrementaron más del 200% y en ese porcentaje o más se ajustaron sus cuotas que se calculan sobre los precios de lista. Con salarios que no acompañaron ese crecimiento, los compromisos se volvieron impagables. Distinta es la situación de quienes compran al contado, ya que se benefician con bonificaciones que llegan al 30% del valor de los modelos

Ayer, la asociación que agrupa a las concesionarias de autos (ACARA) difundió los precios actualizados de todos los 0 km. Si se toman los 10 más accesibles -con los aumentos de enero y un dólar planchado- ya no quedan modelos de menos de u$s10.000 a la cotización oficial. Este lote de vehículos se ubica en una franja que parte de ese piso y supera los u$s14.000. Se utilizó la punta vendedora, que es a la que le tomarían la moneda extranjera a quien quiera desprenderse de los billetes. Obviamente, si se vende en el blue el valor sería menor, pero se trata de una operación ilegal. En este caso y accediendo a los descuentos, el precio de estos 0 km. bajaría a unos u$s8.000.

Esta “grieta automotriz” generó una ola de reclamos judiciales por parte de los compradores de estos planes por sentirse discriminados. Ante esta situación, tal como adelantó Ámbito Financiero, la asociación que agrupa a las terminales locales (ADEFA) está trabajando en medidas para atenuar el impacto del aumento de las cuotas. La idea que más consenso tiene es la de estirar los plazos más allá de las 84 cuotas que utilizan estos planes y, en ese tiempo de gracia, prorratear el mayor peso de las cuotas. Lo que se está hablando en la entidad es que se prolonguen los planes en 24 meses adicionales.

Paralelamente, están analizando los distintos proyectos de ley que hay presentados en el Congreso sobre este tema pero, los empresarios prefieren tener una solución propia para presentar al Gobierno, ya que las iniciativas legislativas son más duras.

Está en discusión la forma de financiar ese mayor tiempo de pago ya que le implica a las empresas que administran este sistema un costo adicional. Además, no está claro la forma de entregar las unidades ya que para hacerlo el suscriptor debe estar al día con sus pagos y quien se adhiera a una extensión de los plazos, según el contrato, estaría en deuda con el plan original. Mientras tanto, la morosidad sigue en aumento, lo que implica que algunas empresas estén en situación delicada ya que no llegan a recaudar el monto necesario para cubrir los costos de los 0 km. que deben entregar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario