Paula Gandara: "Hasta las elecciones, los bonos indexados serán los elegidos"

Economía

La head portfolio manager destaca que por lo menos hasta los comicios, el mercado tendrá preferencias por los emisiones atadas al CER, pero no descarta hacer un espacio para dólar linked en una cartera conservadora.

La head portfolio manager de AdCap Asset Management, Paula Gandara, aseguró que hoy el mercado confía que el Banco Central puede contener hasta las elecciones la inflación en el 4% y que en consecuencia, las mejores opciones de inversión pasan por los bonos CER. Aún así cree que hay que darle un lugar a los bonos dólar linked, porque entiende que en la medida que se acerquen las elecciones va a haber mayor presión sobre la brecha.

Considera que un acuerdo con el FMI podría ser el “catalizador” para una suba de los bonos soberanos pero afirma que por ahora solo hay “declaraciones políticas”. A continuación la entrevista que mantuvo con Ámbito:

Periodista: ¿Cuál es la mejor opción de corto plazo para los inversores?

Paula Gandara: A nosotros nos gustan los bonos indexados por CER. Los bonos y letras. Sobre todo los instrumentos de corto plazo. Acá el punto es que la inflación está corriendo al 4% mensual, más o menos, y la devaluación al 1%. En ese escenario, los bonos indexados a la inflación constituyen el activo más interesante.

P.: ¿Qué otras alternativas están viendo?

P.G.: Nosotros tenemos otro comparativo que vemos siempre. Son los instrumentos atados al dólar y los instrumentos Badlar. Con el Banco Central que parece que no va a subir la tasa, y las expectativas de devaluación en caída, el mercado le está creyendo al Gobierno que la inflación la puede contener dentro del 4%.

P.: De modo que se trata de una inflación contenida…

P.G.: Claro. No tenemos un escenario de hiper y por eso en este contexto hay mucho apetito por bonos ajustados por inflación. Las últimas licitaciones del Tesoro nacional nos están confirmando esta hipótesis dado que se están cubriendo con mayor demanda de instrumentos CER.

P.: ¿El dólar sería para un largo plazo entonces?

P.G.: Hablemos de bonos soberanos. Tienen el problema de que no se espera que suba en un periodo bastante interesante. Pensamos que tiene que haber un efecto catalizador, que todo el mundo está esperando. En el corto, si alguien invierte en un bono en dólares, no tiene cupón, es bajísimo y no hay efecto hasta después de las elecciones que permitan ver una suba de precios. No hay que olvidarse además que estamos todos sumamente restringidos. Tampoco tengo mucho lugar para invertir en dólares.

P.: ¿Cree que se podrán quitar las restricciones al mercado de cambios?

P.G.: Honestamente, no creo que se salga. No creo que las levanten en el corto plazo, ni en el mediano tampoco. Creo que llegaron para quedarse. Estamos muy lejos de pensar un escenario sin restricciones.

P.: ¿Estima que el Banco Central podrá mantener su poder de fuego?

P.G.: El BCRA es un comprador neto de reservas. Tiene mucho poder de fuego. Logra mantener la devaluación controlada y la va sosteniendo de acuerdo con sus objetivos. Está aprovechando mucho el escenario de altos precios de la soja y es algo que va a continuar.

P.: ¿Cómo pueden influir las elecciones de este año?

P.G.: Hay que ver el resultado para saber si va a haber un ajuste o no. El tema que puede ejercer presión para mi es el FMI y las relaciones con los organismos internacionales de crédito. Eso sí puede traer de cola algún tipo de reformas si se hace un acuerdo, pero por ahora lo único que vemos son detalles políticos.

P.: ¿Ven cercano un acuerdo con el FMI?

P.G.: Vemos discursos políticamente correctos, pero no tenemos ningún acuerdo de algo. Ahora vence la plata con el Club de París. Son u$s2.400 millones, donde esperamos que si bien eso esta agarrado a lo que diga el FMI, esperamos algún tipo de solución ordenada. El Gobierno no va a pagar, pero puede haber algún tipo de solución ordenada, que no sea una entrada en default.

P.: ¿Ven alguna señal favorable después de la gira del presidente por Europa?

P.G.: Políticamente es todo correcto, pero falta el papel donde estén los detalles. Eso no lo vemos todavía.

P.: ¿Cómo ven la renta variable?

P.G.: En AdCap tenemos fondos de acciones. Vamos a pasar a tener hasta en 25% en Cedear, porque ese es el máximo que permiten las regulaciones. Estamos en ese proceso. Vamos a invertir en las mejores empresas en los sectores más líquidos. Con mayor renombre. Con potencial de crecimiento. Vamos para ese lado porque queremos darle mayor valor a nuestro fondo de acciones y pensamos que ese es el vehículo. Además con eso podemos dar mayor protección ante cualquier tipo de evolución del cambio.

P.: ¿Cómo sería un porfolio de inversión moderado?

P.G.: Un inversor moderado podría tener un porcentaje balanceado entre Badlar y CER. En este caso hay una tasa de duración corta. También tendrían bonos con tasas de un año. Y yo pondría en menor proporción, productos que ajusten al dólar. Yo creo que si bien no hay perspectivas de devaluación en el corto plazo, tiene que seguir existiendo por los riesgos que tengamos, más allá de las elecciones, de cara a la pandemia.

P.: ¿Puede volver la demanda por instrumentos dólar linked?

P.G.: Estos fondos fueron muy importantes. Crecieron muy rápido hasta hace poco y empezó a haber rescates a medida que el BCRA fue demostrando que tenía poder de fuego. Luego aparecieron los bonos CER, pero eso se puede empezar a balancear a medida que vayan llegando las elecciones, en la posibilidad de que haya presiones sobre la brecha.

Temas

Dejá tu comentario