Brasil perdió 8,9 millones de empleos y la desocupación tocó máximo en 3 años

Economía

La tasa de desocupación se elevó al 13,3% en el segundo trimestre, la más alta desde 2017. Una gran parte de los puestos de trabajo perdidos correspondió al comercio, la construcción y el sector doméstico.

Por el impacto generado por el coronavirus, la tasa de desempleo en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia, se elevó al 13,3% en el segundo trimestre de 2020, el nivel más alto en tres años según cifras oficiales.

La cifra da cuenta de una pérdida de 8,9 millones de puestos de trabajo en el período, lo cual representa un aumento de 1,1 puntos porcentuales frente al trimestre anterior (12,2%), y la tasa más alta desde el trimestre móvil marzo-mayo de 2017, cuando la cifra también fue del 13,3%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De los empleos que se perdieron, 2,1 millones correspondieron al comercio, 1,3 millones al sector doméstico y 1,1 millones a la construcción.

"De ese retroceso de 8,9 millones entre la población ocupada, 6 millones eran trabajadores informales", afirmó la analista del IBGE Adriana Beringuy. Según los datos disponibles, en Brasil la informalidad alcanza al 36,9% de los trabajadores.

En el último sondeo, el IBGE identificó un número récord de 5,7 millones de "desalentados", es decir personas que están aptas para trabajar pero no están buscando empleo por diversos motivos.

"Hay un aumento de la fuerza potencial, de personas que a pesar de no estar buscando empleo, desearían tenerlo, y al observar las razones de por qué no están buscando, un gran contingente alega motivos relacionados con la pandemia", añadió Beringuy.

Para el secretario de Política Económica del Ministerio de Economía, Adolfo Sachsida, la tasa de desempleo se incrementará con fuerza cuando se complete la reapertura económica, que se inició progresivamente en junio en estados como San Pablo y Rio de Janeiro, a donde el virus llegó primero.

Muchas personas "no están buscando empleo porque saben que no sirve buscar en este momento. Pero apenas reabra la economía, el desempleo va a dar un salto", afirmó Sachsida en una entrevista publicada por el periódico Folha de Sao Paulo el 26 de julio.

El gobierno proyecta para 2020 la peor contracción anual de la economía brasileña, debido a la paralización de las actividades provocada por la pandemia, que ya se ha cobrado casi 100.000 vidas entre 2,8 millones de contagios.

El Banco Central de Brasil (BCB) recortó este miércoles su tasa básica de interés en 0,25 puntos porcentuales, a 2%, un nuevo mínimo histórico, en un intento de incentivar el crédito, la inversión y el consumo, mientras la inflación está bajo control.

La producción industrial de Brasil creció 17,9% entre mayo y junio, pero aun así registra una contracción de 10,9% en el primer semestre sobre igual período del año pasado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario