Campo hoy define reclamos y analiza sus diferencias

Economía

Tras suspender la reunión prevista para ayer, la Comisión de Enlace rural informó que se juntará hoy por la tarde para analizar la situación del sector y organizar los pedidos que hará al gobierno nacional. Si bien los ruralistas están satisfechos con el freno a la Resolución 125 y el retorno del sistema de retenciones fijas, se encargaron de aclarar que el conflicto continúa, sobre todo para los pequeños productores que -aseguran no pueden afrontar retenciones de 35%.

«La Comisión de Enlace se reunirá para definir los nuevos pasos a dar», dijo ayer el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, quien entiende que «las condiciones están dadas para iniciar un borrón y cuenta nueva en su relación con el sector productivo». Más duro, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, volvió a alertar sobre «la necesidad de implementar políticas a favor de los pequeños productores».

En este mismo sentido el dirigente de Confederaciones-Rurales Argentinas (CRA), Santiago Rabacedas, aclaró que «después de la Resolución 125, todavía debe haber cambios.

Pedimos que se comience a trabajar en el tema agropecuario».

Más allá de estas diferencias, uno de los propósitos de la Mesa de Enlace que hoy se pondrá de manifiesto es el sostenimiento de la unidad. «Hay que instrumentar políticas que favorezcan a los pequeños productores», sostuvo Luciano Miguens, titular de la SRA y dirigente que representa al sector ruralista de la mayor escala de negocios y propiedades. «Hay diferencias, pero no división», aclararon fuentes de la SRA.

  • Arrendamientos

    Otro de los reclamos de los chacareros, en especial los nucleados en Federación Agraria, toca la cuestión de los arrendamientos, para que se apure la sanción de la ley que ya tiene dictamen de comisión en Diputados, pero aún no fue tratada. También hay interés por avanzar en políticas orientadas a incentivos para las producciones ganadera y lechera.

    Mientras tanto, las entidades se mantienen atentas a los movimientos que está generando el Ejecutivo en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimento, donde está confirmada la salida de Javier de Urquiza, pero hasta ayer a la noche no se ratificada la llegada de Carlos Cheppi, actual titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en su reemplazo.

    En principio, el cambio en Agricultura fue bien recibido por la dirigencia rural. «La ida de Urquiza es la crónica de una muerte anunciada», sostuvo ayer Biolcati. «Si durante un debate legislativo como el que tuvimos la semana pasadano fue mencionado y no intervino en ninguna de las últimas reuniones, estaba más que claro que figuraba fuera del circuito», agregó.

    Respecto de Cheppi, Biolcati lo calificó como «un hombre que conoce el tema y al sector», pero advirtió que desde la Mesa de Enlace «no le damos tanta importancia al cambio de hombres. Lo que hay que cambiar es la política agropecuaria, y eso ahora no está en manos de la Secretaría de Agricultura». A su vez, Miguens destacó que «lo importante es que haya poder de decisión, que estén dispuestos al diálogo».

    Por su parte, mientras se espera la confirmación de la designación de Cheppi, ya circula un supuesto plan del actual funcionario del INTA, en el cual planea llegar a 2015 con una producción de granos de 148 millones de toneladas, lo que implicaría un incremento de 55% con respecto a la última cosecha. Según dicho esquema, se llegaría a 61 millones de toneladas de soja, 45 de maíz, 23 de trigo, 7 de girasol, 7 de sorgo y 2 de arroz.
  • Dejá tu comentario