Compran más fueloil y dicen que no habrá crisis

Economía

El ministro de Planificación, Julio De Vido, acordó el viernes con su par de Venezuela, Rafael Ramírez Carreño, una nueva provisión de 1.200.000 toneladas de fueloil, que permitirá asegurar el funcionamiento del sistema eléctrico durante el invierno.

Hasta la semana pasada faltaba garantizar 500.000 toneladas del combustible para reemplazar al gas natural en las centrales térmicas, cuando por las bajas temperaturas aumente el consumo del fluido en los hogares.

El gobierno tiene aseguradas unas 400.000 toneladas, de las cuales 280.000 provienen de una licitación hecha por Cammesa, empresa mixta que opera el mercado eléctrico mayorista, y el resto de excedentes del año pasado y de un volumen comprado directamente por las generadoras.

Para acordar con Venezuela la renovación del suministro pactado en abril del año pasado, el gobierno debía resolver previamente un reclamo pendiente de Petróleos de Venezuela por 13 millones de dólares. La información oficial no dio detalles sobre ese aspecto, ni tampoco se entiende todavía por qué se arregló un envío de hasta 1.200.000 toneladas, cuando ya hay 400.000 seguras y en 2004 se utilizaron en total 900.000.

El fueloil venezolano comenzará a ingresar a nuestro país durante este mes. Tras el acuerdo, el Ministerio de Planificación dijo que «está asegurado el panorama energético para este invierno». El año pasado la Argentina tenía un acuerdo para que Venezuela enviara hasta 1 millón de toneladas de fueloil y utilizó entre 70 y 75% de esa cantidad, según la información oficial.

• Areas de trabajo

De acuerdo con el acta firmada con Brasil y Venezuela, entre las áreas que trabajará Petrosur, en la que participarán la argentina ENARSA, la venezolana PDVSA y la brasileña Petrobras, se incluyen biocombustibles, uso racional de la energía, universalización de accesos a bienes energéticos y complementación entre los países para intercambiar los excedentes.

La propuesta para crear Petrosur será presentada a los presidentes durante un encuentro que los mandatarios tendrían el próximo lunes 9, en un lugar aún no definido.

Por el momento, la Argentina sigue exportando energía eléctrica a Brasil que este año sufrió las consecuencias de la sequía sobre todo en el Sur por falta de lluvias, siendo que la mayor parte de su generación proviene de represas hidroeléctricas.

Dejá tu comentario