Sector de la construcción pide ahora reactivar la obra privada en AMBA

Economía

Se suma al reclamo elevado por la UIA, que solicitó ayuda al Estado para pagar el aguinaldo, y el rubro comercial, que pide por más reaperturas.

Mientras el Gobierno se plantea retroceder a la fase 1 del aislamiento en el AMBA debido al aumento de los casos de coronavirus, distintos sectores de la economía reclaman tanto por asistencia estatal como por incentivos para reactivar la industria. Los casos del rubro de la construcción, el industrial y el comercio sirven como muestra.

Desde de la Cámara de la Construcción aseguraron a Ámbito que, en caso de ser convocados por el Gobierno, “no sólo se plantearía la importancia de la obra pública; también, de incentivos a la obra privada”. “Estamos trabajando en conjunto con la UOCRA en un plan de incentivos, para darle actividad a la construcción privada”, sostuvieron. De hecho, el propio Alberto Fernández se refirió al respecto en una entrevista que brindó días atrás: “Estamos proyectando planes e incentivos.

Gran parte de los incentivos van a estar dados por la obra pública. Lo que estamos buscando es reactivar la obra pública y la construcción de viviendas. Eso no significa que vamos a depender sólo de lo que el Estado haga. Estamos preparando programas para incentivar la inversión privada a través de créditos blandos”.

Aguinaldo

Por su parte, desde la Unión Industrial Argentina ratificaron la importancia de que el Gobierno continúe con la ayuda a las empresas. El directivo de la UIA Daniel Funes de Rioja alertó sobre la “inexorable” dificultad que tendrán en el sector para hacer frente al pago del aguinaldo, a la vez que pronosticó que si no hay apoyo del Estado, “se darán conflictos en una situación que ya es delicada desde el punto de vista social y productivo”.

“El 50% de las empresas no pueden pagarlo y un 25% puede hacerlo parcialmente. Es inexorable que la dificultad está”, sostuvo el empresario al referirse al aguinaldo, quien aclaró: “Hemos insistido en que algún tipo de apoyo tiene que haber porque si no, se va a llegar al 30 de junio y va a haber conflictos”. Funes de Rioja advirtió que esos problemas “se sumarían a una situación delicada desde el punto de vista social y productivo”.

“No hay una pandemia a una sola velocidad, sino a distintas velocidades e intensidades. Y, en función de eso, no creemos que pueda darse por terminado el ciclo de los ATP, tal como señalamos en el caso del aguinaldo”, había señalado el también titular de la Copal a este diario días atrás.

Datos

Según el informe que la UIA difundió la semana pasada, un 21% de las empresas relevadas continúa inactivo, mientras que solo un 17% produce al nivel previo a la pandemia y más del 43% produce con caídas mayores al 50%. El 33% de las empresas enfrenta caída de las ventas por encima del 60% y otro 29% tuvo caídas entre el 30% y 60%, en comparación con las ventas de antes de la pandemia.

El comercio en la Ciudad de Buenos Aires es otro sector que se encuentra en situación crítica. De hecho, según un relevamiento que hizo Fecoba, se determinó que un 18% de los locales porteños cerraron desde que comenzó la cuarentena. Es por eso que desde la Federación reclamaron, entre otras medidas, la reapertura de las galerías comerciales y líneas de crédito a tasa subsidiada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario