Cuerpo arrugado, pero poco achaque

Economía

En semana donde el Dow Jones asumió el papel de líder por amplio margen, sus satélites regionales debían marcar índices en baja. Un curso de lo más contradictorio se vivió en la sede porteña y, a la vista del pasar de las ruedas, puede decirse que sacó precio negativo bastante barato.

El período arrancó mostrando un arrugue, que ya no se corregiría con el correr de las ruedas.

Proviniendo de un primer envión donde se hicieron negocios por $ 96 millones repetidos, con mínimo de 70 millones de pesos, la segunda etapa del mes fijó marcas que tuvieron un piso máximo de $ 59 millones.

Y los volúmenes más discretos, las dos veces en que perforó los $ 50 millones de efectivo: lunes y viernes.

Con el altibajo mencionado, nada que pueda compararse con el vaivén del Merval en cinco ruedas donde se movió de signo a signo sin mucha explicación racional.

• Alma de fueye

Una sí, una no, otra sí, dos no... y se fue la semana en un amago de buen nivel, desairando al día siguiente.

En definitiva, el índice que llegó a estar en
1.725 puntos al cabo de una rueda -tocando
1.731 en el intradiario del martes- y culminó debiendo restringirse a ver la línea de frontera desde abajo.

El viernes se procuró el alza, para llegar a los 1.710 puntos, pero con cierre de
1.695 y un porcentual de casi 0,5 por ciento en contra. Junto con ello, el total negociado más bajo, con $ 47 millones, y una pérdida de presencia en el total general, a sólo 6 por ciento para los títulos accionarios.

De un cuerpo que se vio con gruesas arrugas en el período, se puede rescatar que tuvo pocos achaques que soportar en los precios. Porque en el resumen, Buenos Aires decayó
0,47 por ciento, casi a la mitad del indicador brasileño.

El arribo de
trimestrales deberá dar más matices a esta semana, saliendo del gris plomo.

Dejá tu comentario