8 de marzo 2007 - 00:00

El rebote ya se vio como dudoso

El rebote ya se vio como dudoso
Era un día «después de» y había que confrontar mercados que habían deparado suculentos rebotes, con fuerzas de la oferta que podían estar aguardando para salir de nuevo a inyectar posiciones. Y lo que dejó como saldo la tercera jornada fue un delicado equilibrio entre las partes, con bastantes altibajos intradiarios. Por el exterior, el Dow con leve desplazamiento (en esta pulseada de opiniones entre Greenspan y Bernanke) y nuestro vecino Brasil, en una posición de absoluta neutralidad.

En tanto, se podía advertiruna rueda sumamente pesada de transar en el recinto local, que acusó el pico mayor de ventas con un mínimo en 1.984 puntos. Y lo que quedaba por verse era la posibilidad de volver a salir del fondo, a sabiendas de que con tan escaso aporte de órdenes de demanda era ilusorio pensar en otro aumento.

El máximo apenas rebasó al cierre anterior en 2.005 unidades y -finalmente- se concluyó con 1.995, sin poder retener el juego en la centena siguiente y en porcentual bajista de casi 0,5%. Prueba de lo raleado del día lo dio la participación accionaria sobre los totales: venida a menos, hasta sólo 6%.

  • Comprimido

  • Motor comprimido para el Merval, que debió arreglarse con solamente 39 millones de pesos de efectivo (la tercera parte de ruedas cercanas), mientras las «cauciones» funcionaron a pleno, con $ 104 millones y 16 por ciento de franja en las sumas totales del día.

    Decaimientos que poblaron el panel superior, comenzando con Tenaris y 0,4 por ciento de caída moviendo 108.000 papeles. Grupo Galicia perdiendo 1,35%, con menos de 2 millones de nominales. Rueda que puso las dudas sobre los pupitres del recinto, como para demostrar que los altibajos y los «serruchos» serán habituales, tras el gran desorden acaecido. La única alegría del recinto la daban los coloridos celulares. Y la Bolsa, apagada.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar