Fed: aún no se quitarán estímulos, pero sí en 2014

Economía

La Reserva Federal de Estados Unidos aún no encuentra consenso para eliminar estímulos. De acuerdo a las minutas publicadas hoy, casi todos los miembros del organismo acordaron que aún no era apropiado aplicar cambios en el programa de estímulos. Los mercados buscan señales sobre la continuidad en las compras mensuales de u$s 85.000 millones en activos.

Sólo pocos miembros de la Fed pensaron que pronto sería el momento de "reducir en algo" el ritmo de compra de bonos en su reunión del mes pasado, mientras que otras enfatizaron que se necesita paciencia para decidir cuándo comenzar a desacelerar el programa de alivio cuantitativo.

Las minutas de la reunión de la Fed del 30 y 31 de julio, dadas a conocer el miércoles, mostraron que casi todos de los 12 miembros del comité que fija la política monetaria acordaron que aún no era apropiado aplicar cambios en el programa de estímulos.

Los inversores están ansiosos de predecir cuándo la Fed comenzará a reducir sus compras mensuales de u$s 85.000 millones en activos.

Las autoridades de la Fed notaron que la tasa de desempleo, que permaneció en un 7,4% el mes pasado, ha declinado "considerablemente" desde que se lanzó la última ronda de compra de bonos en septiembre, pese a que hubo desacuerdo respecto a la mejoría acumulada dado por ejemplo el alto números de personas que han dejado de buscar empleo.

Tras la reunión de política de junio, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo en una conferencia de prensa que el banco central esperaba iniciar la reducción de las compras de bonos más adelante este año, con miras a concluirlas completamente para mediados de 2014.

Luego de la divulgación del texto, las acciones en Estados Unidos cayeron a mínimos de sesión, mientras que los rendimientos de los bonos del Gobierno estadounidense operaban al alza.

La Fed, que ha tomado medidas sin precedentes para apoyar a la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos, quiere ver un crecimiento económico sostenible y una mejora en el mercado laboral antes de retirar las compras de bonos.

Según las minutas, las autoridades de la Fed notaron que la tasa de desempleo, que permaneció en un 7,4% el mes pasado, ha declinado "considerablemente" desde que se lanzó la última ronda de compra de bonos en septiembre, pese a que hubo desacuerdo respecto a la mejoría acumulada dado por ejemplo el alto números de personas que han dejado de buscar empleo.

La Fed redujo las tasas de interés a un nivel cercano a cero en 2008 y ha expandido en más del triple su hoja de balance a cerca de u$s 3,6 billones mediante una serie de compras de bonos.

Los miembros del banco central se han comprometido a mantener las tasas cerca del nivel por lo menos hasta que la tasa de desempleo baje a un 6,5%, siempre que la inflación se mantenga controlada.

Las minutas mostraron que varios de los miembros de la Fed estaban dispuestos a considerar rebajar ese umbral si se determinaba la necesidad de una postura política más flexible. Sin embargo, a unos pocos les preocupaba que modificar el umbral pudiera hacerlo ver como un objetivo móvil, lo que podría disminuir su efectividad.

La Fed no realizó ningún cambio formal en su política en la última reunión, diciendo en un comunicado el 31 de julio que la economía del país continúa necesitando apoyo.

Dejá tu comentario