Dueño de PedidosYa compró la operación de Glovo en la región

Economía

La operación, a cargo del gigante alemán Delivery Heroe, se realizó por u$s272 millones. La compañía española explicó que buscará concentrar su negocio en mercados donde mantiene una posición sólida.

Desde mediados de 2018 se viene desarrollando un proceso de fuerte concentración en el negocio del delivery a nivel global. América latina no se mantuvo ajena a esta tendencia. En este marco, ayer hubo una novedad de nivel regional que incluye a la Argentina: el gigante alemán Delivery Hero compró por u$s272 millones las operaciones de la española Glovo en Latinoamérica.

El comprador detalló que “la transacción cubrirá todos los países latinoamericanos en los que opera Glovo, incluidos Argentina, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y República Dominicana. Fuera de estos países, Delivery Hero ya está presente en Argentina, Panamá y República Dominicana”.

Delivery Hero es a su vez dueño de PedidosYa, una de las primeras plataformas de reparto de alimentos que funcionó en Argentina. Fue creada en Uruguay en 2009 por tres emprendedores, que en 2014 la vendieron al grupo alemán, aunque los fundadores siguieron al frente del management.

Así es que el panorama de empresas de delivery en Argentina no se verá modificado sustancialmente, al margen de cuánto tiempo subsista Glovo como marca. De hecho, la porción más importante del mercado seguirá dominada por PedidosYa y la colombiana Rappi. En tercer lugar venía ubicándose Glovo.

Hace poco, Delivery Hero compró la plataforma Instashop y amplió su presencia en Medio Oriente y África del Norte. Y tomó el control de Woowa Brothers en Corea del Sur.

Este proceso de fusiones y adquisiciones se basa en un criterio asumido por todos los jugadores del rubro: “el ganador se queda con todo” (winner takes it all, en la jerga). Es decir, el que lidera el mercado apuesta a consolidar su posición dominante para llevar su rentabilidad al máximo posible. Y el que queda relegado se va.

Ese argumento es también el que esgrime ahora Glovo para explicar su retirada de Argentina y otros países de la región: “Esta ha sido una decisión de la compañía para enfocar los recursos en otros mercados en donde Glovo cuenta con una posición de liderazgo en el mercado”, dijo en un comunicado. En base a ese mismo criterio había abandonado ya sus operaciones en Brasil y Chile.

Hay otro dato que ayuda a entender el entramado complejo de este negocio: Delivery Hero es uno de los principales accionistas de la española Glovo. Y mantuvo desde adentro mismo de la sociedad fuertes discrepancias con el grupo fundador de la startup catalana sobre el modelo de distribución basado en “riders”, es decir los repartidores que desarrollan sus tareas como autónomos y no como empleados de la plataforma. Esta modalidad enfrentó duras críticas en Europa por la precarización de condiciones laborales, polémica que se replica actualmente en Argentina.

El monto de las comisiones que las plataformas de reparto cobran a los locales de comida es otro punto en discusión en el país. Sobre todo desde que el delivery se convirtió en un factor clave para seguir funcionando en cuarentena.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario