IRSA reactiva demorado proyecto inmobiliario en la Costanera Sur

Economía

Incluye viviendas, comercios, oficinas y parques. El plazo de ejecución se estima entre 10 y 20 años. Prevé inversiones por u$s1.800 millones.

IRSA, la empresa de desarrollos inmobiliarios de Eduardo Elsztain, presentó ayer los detalles de lo que considera “el proyecto más importante de la historia de la compañía”. Se trata del emprendimiento Costa Urbana, que levantará en los terrenos de la ex-Ciudad Deportiva de Boca Juniors en la Costanera Sur.

El proyecto data de 1997, cuando IRSA compró los terrenos al club de fútbol. Pero nunca se dieron las condiciones, ni políticas ni económicas, para empezar a ejecutar las obras. Ahora, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo reflotó dentro de un plan de desarrollo urbano integral que será enviado a la Legislatura porteña para su aprobación. Se estima que el oficialismo hará valer su mayoría en los escaños para que el proyecto se pueda concretar esta vez.

La empresa ofreció una serie de concesiones en favor de la Ciudad para destrabar la iniciativa.

“Estoy convencido de que nuestro proyecto no es bueno, sino súper-bueno. Y para la Ciudad es un buen negocio también porque cedemos el 67% de la superficie para áreas de esparcimiento público, equivalente a cinco veces el tamaño del Parque Lezama”, explicó ayer Eduardo Elsztain en una rueda de prensa presencial, que se hizo en La Rural.

Los grandes números indican que la inversión total estimada será de unos u$s1.800 millones. El plazo de ejecución se estima entre 10 y 20 años. Y se calcula que se crearán 10.000 puestos de trabajo directos durante la construcción.

El aporte económico a la Ciudad será equivalente a u$s250 millones, ya que además del espacio público, IRSA se hará cargo de los costos de infraestructura de los servicios de gas, agua, cloacas y electricidad en el interior de la urbanización. Y hará el mantenimiento de los espacios públicos (parques y calles) por 10 años.

“No se cuándo estará aprobado el proyecto. Los tiempos legislativos son los tiempos de la política. Es un proyecto para empezar el año que viene. La ejecución puede llevar entre una o dos décadas, eso dependerá de las condiciones macroeconómicas del país”, añadió el empresario.

La superficie a construir incluirá viviendas, oficinas, locales comerciales, escuelas, un sanatorio, un paseo peatonal, un paseo costero apto para correr y andar en bicicleta de 4,2 kilómetros, un hotel, entre otras instalaciones.

Elsztain explicó que si bien Costa Urbana va a ser un barrio vecino a Puerto Madero, el perfil de los compradores será de clase media. “El precio final del metro cuadrado va a depender de la oferta de cada desarrollador, ya que serán varios y cada uno apuntará a un segmento social específico. “Si la macro nos acompaña, será un proyecto atractivo para que los argentinos destinen su liquidez a un activo real”, concluyó.

Temas

Dejá tu comentario