La indiferencia marcó el cambio

Economía

Se cerró el círculo sobre la renuncia-asunción, en el Ministerio de Economía, y lo que quedó subrayado fue un estado de indiferencia: como que el mercado infiere que esté quien esté oficialmente en el cargo, en realidad es un simple funcionario aplicando lo que se le indique. Es la realidad de un «verticalismo» que cada vez tiene más eficiencia.

Afuera estaba la nota de color creada en torno de un Dow que supere otra barrera inédita, ayer lo hizo en el intradiario, pero no pudo sostenerlo y culminó con leve 0,21% de alza. El Bovespa lo tradujo en algo más, 0,5% de repunte, que casi se hizo neutralidad pura al tocar al Merval.

En efecto, tras deslizarse casi en el cierre anterior, como mínimo del día -2.247 puntos- alcanzó una cima intradiaria que no llegó a consolidarse. Fueron 2.261 puntos, posteriormente y en el cierre, convertidos en 2.251: así, solamente 0,12% es lo que registró el índice, mostrando planicie conjunta y algunos casos particulares que le dieron mayor interés.

  • Menos ritmo

    No hubo tampoco variante fuerte en lo que hizo a negocios, solamente una contracción tenue y que totalizó un volumen efectivo en los $ 78 millones. Esto dio 16% de segmento para acciones, demasiada presencia para el monto realizado pero, por una contracción habida en otras especies, de renta fija. Subieron las «cauciones», con $ 121 millones y hasta cubrir 25% del mercado total del día.

    Entre las principales, volvió Tenaris a actuar de «ancla» en la nómina mayor y con baja de 1,3%. G. Galicia se situó en la intrascendencia absoluta, sin cambios.

    Siendo Pampa la que equilibró en parte a las que más pesan en el ponderado, con 1% de aumento. Petrobras y Siderar, con buenos desempeños, hicieron su aporte. Y en la «general», destacadas Agrometal -más de 7% de alza- y Celulosa, con 5,2% de aumento.

    Una rueda que pareció cuadrada por lo pesada para mostrar diferencias apreciables. Y la Bolsa, reposando.
  • Dejá tu comentario