Los comercios liquidan a 50% para poder reflotar las ventas

Economía

El dólar sigue cotizando a $ 3,20 y el euro lo hace a $ 5,10 en el centro porteño. Al menos a ese precio lo toman en muchos negocios de la calle Florida y de la avenida Corrientes y centro de compras. Aceptar divisas 5% por encima del valor de las pizarras de las casas de cambio es apenas una manera que encuentran los comerciantes para incentivar al público a comprar, luego de la abrupta caída de ventas sufrida en junio.

Las propuestas de la mayoría de los comercios son, en realidad, mucho más agresivas. Las liquidaciones de vestimenta incluyen ofertas de precios de entre 30% en promedio, pero muchos negocios no dudaron en rebajar hasta 50%. Y se multiplicaron también las posibilidades de comprar con descuento y seis cuotas sin interés con tarjeta de crédito, que asume el comerciante.

Los negocios de la calle Florida se sumaron así en el arranque de esta semana, lo que ya se había visto en los shopping desde fines de la semana pasada. No está claro si hubo algún tipo de acuerdo comercial, pero lo cierto es que los negocios salieron casi todos al mismo tiempo con valores rebajados.

El resultado de este masivo «sale», que incluyó a muchas marcas de vestimenta de primera línea, generó una respuesta favorable.

Ultimamente se notó más gente en los locales y un leve repunte de las ventas, ante el efecto de productos con importantes rebajas respecto de los valores vigentes hace apenas algunos días.

El fracaso de las ventas por el Día del Padre, ante la incertidumbre que generó el recrudecimiento de la disputa con el campo, fue el golpe de gracia del mes pasado, que ya venía muy flojo. Este diario habló con varios comercios que reconocieron haber facturado menos en pesos en junio de 2008 que hace doce meses.

Considerando la inflación, esto significa una caída de ventas superior a 30%.

Algunas marcas incluso apostaron a ofrecer diez cuotas sin interés como mecanismo de incentivo. «El costo lo asumimos nosotros y es similar a ofrecer un descuento de 30%, pero para la gente es un alivio poder comprar con cuotas», explicó el dueño de una importante marca de zapatos.

En el interior, las ventas de los comercios ya se habían caído hace tiempo, en particular en aquellas zonas que dependen del agro. La onda expansiva tardó más en llegar, pero ahora se siente con fuerza también en los principales puntos comerciales de la Ciudad (tanto shopping como avenidas).

Estos son algunos motivos que generaron semejante retracción de las ventas:

  • Exageradas remarcaciones para la temporadaotoño-invierno: los precios quedaron a valores inaccesibles para la mayor parte de los argentinos, pero también se volvieron caros para turistas de América latina o de los Estados Unidos. «Pagar u$s 130 o u$s 150 por un pulóver común y corriente no se ve ni en las marquesinas de París. Pero acá se la juegan aprovechando que las ventas venían muy sostenidas», aseguró el dueñode un local de la calle Santa Fe. Ahora el objetivo es apurar las ventas antes de que aparezca la nueva temporada, sobre fines de agosto.

  • Retracción de la demanda por mayor inquietud de los consumidores: una enorme masa de pesos de los individuos tuvo como destino en mayo y junio la compra de dólares. Fue dinero que salió de las cajas de ahorro en su gran mayoría y que en circunstancias normales se hubieran aplicado al consumo. En esta línea, también se desplomó la venta de electrodomésticos, pese a que por lo general tiene mayor facilidad de compra a través de financiamiento en cuotas.

  • Menor presencia de turistas del interior: fue notoria la caída de empresarios de las provincias en Buenos Aires. En los últimos años fueron claves para mover distintos mercados, por ejemplo el inmobiliario, donde también se vive un preocupante «parate». Con el paro del campo, la facturación en el interior cayó de manera dramática y en forma paralela la posibilidad de gastar.

  • Temperaturas muy elevadas para esta época del año: mayo y junio fueron meses mucho menos fríos que los de 2007. De esta manera, la gente evitó gastar en prendas abrigadas.
  • Dejá tu comentario