Mercado alienta la emisión de bonos dólar linked soberanos

Economía

En lo que va del año, las emisiones dólar linked vienen siendo la estrella del mercado de bonos corporativos. Compañías como Aluar, YPF, Pan American Energy, John Deer, Pampa Energía, Irsa y Cresud ya han hecho colocaciones de este estilo, es decir, en pesos pero que se ajustan a la evolución del dólar oficial. Esto les permitió aprovechar el excedente de pesos que hay en el mercado y las ansias de los inversores de colocar sus billetes domésticos en instrumentos que les permitan cubrirse del riesgo cambiario. Sin embargo, el Gobierno no ha optado por esta modalidad de financiamiento y no pareciera que vaya a hacerlo en el corto plazo, pese a que distintos operadores de mercado manifestaron que bonos soberanos de estas características serían vistos con muy buenos ojos.

“Hoy en día sólo las empresas hacen emisiones dólar linked y el mercado se las lleva puestas. Entiendo que el Estado podría hacerlo y llevarse muchos pesos y, de esta forma, darle respiro al Contado con Liquidación, ya que más oferta de productos linkeados ayudan a bajar la inflación”, señaló a este medio Gonzalo Wolfenson, sales trader de Banco Mariva.

“Claramente sería del interés de los inversores que el Gobierno se sume a la oferta de dólar linked”, indicó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI). Aunque aclaró: “Si bien sería una opción interesante para el mercado, el Gobierno se siente más cómodo atando los títulos a CER o Badlar, por una cuestión política, ya que con cuando alguien invierte en dólar linked lo que está esperando es una aceleración del tipo de cambio oficial”.

Por su parte, Leonardo Svirsky, de Bull Market, señaló: “Las últimas emisiones corporativas dólar linked salieron a tasa 0, mientras que por lo general siempre salían a una tasa más el índice de devaluación, lo que demuestra la liquidez que hay, ya que fueron muy demandadas. Obviamente, si el Gobierno piensa emitir algún bono así puede tener mucha aceptación”.

Sin embargo, el propio Svirsky advirtió: “Mirando los antecedentes previos, las experiencias no fueron buenas. Por ejemplo, el caso del AF20, que es un bono que debió ser reestructurado, por lo que yo tendría cierta cautela”.

El título al que hace mención el analista de Bull Market, es decir, el AF20 (conocido como “bono dual”) debió ser reperfilado por la administración Guzmán, dada la poca aceptación que tuvo la oferta de canje del mismo. Luego, a partir de aquel 10 de febrero en que quedó desierta la licitación, el Ministerio de Economía comenzó a enderezar la curva en pesos y logró seducir a los inversores con Ledes, Lebad, Lecer y Boncer.

Juan Pablo Álvarez

Dejá tu comentario