30 de mayo 2007 - 00:00

Peugeot-Citroën toma otros 1.000 empleados para producir 30% más

El responsable del centro de producción de El Palomar,Javier Varela Sobrado; y el director de Citroën Argentina,Jean Christophe Muñoz, junto al nuevo C4.
El responsable del centro de producción de El Palomar, Javier Varela Sobrado; y el director de Citroën Argentina, Jean Christophe Muñoz, junto al nuevo C4.
Aunque falte todavía más de un mes para su lanzamiento oficial, el Citroën C4 paradójicamente ya es un éxito de ventas. Es que de las 3.000 unidades que estimaban comercializar hasta fin de año, ya tienen pedidos concretos por 1.300 vehículos y todavía el nuevo modelo no llegó a las concesionarias.

Esto está obligando a la automotriz a reformular sus planes y para eso ya prepara la incorporación de un tercer turno de producción a partir de octubre con la creación de 1.000 puestos de trabajo que se suman a los 4.000 ya existentes. En la práctica significará aumentar 30% la capacidad instalada de la planta que el Grupo PSA Peugeot-Citroën tiene en El Palomar al pasar de las 120.000 unidades actuales por año a 160.000 en los próximos meses. Allí también se producen el Citroën Berlingo y los Peugeot 206, 307 y Partner.

«Para el operativo de preventadestinamos 1.300 autos y ya tenemos todos vendidos. Esto es casi la mitad de lo que pensábamos vender hasta diciembre. Evidentemente, nos quedamos cortos», dijo a este diario el director de Citroën Argentina, Jean Christophe Muñoz.

Según las nuevas estimaciones de la empresa, este año esperan vender entonces unos 5.000 autos. «Más, aunque querramos, no vamos a poder vender», dijo el directivo.

En tanto, para el año próximo proyectan comercializar unas 7.000 unidades.

La imposibilidad de colocar más autos en el mercado local se debe a que, si bien se fabricarán 50.000 vehículos por año, alrededor de 90% de la producción será exportada.

En la región, el principal destino será Brasil, que en agosto recibirá los primeros C4. Para Europa se destinarán a partir de setiembre cerca de 20.000 unidades, en su gran mayoría para España.

«Nuestro propósito es el de liderar el segmento y creemos que el C4 tiene las condiciones para hacerlo y eso queda demostrado en que es un hecho inédito que un modelo que aún no salió a su comercialización al público ya vendió casi lo mismo de lo que venden vehículosque compiten en su segmento en todo un año», explicó Muñoz.

Para el período de preventa que comenzó el 20 de abril, Citroën dispuso para el C4 un precio sumamente competitivo para un vehículo con el alto nivel de equipamiento y prestaciones que ofrece. La versión inicial -que cuenta con doble airbag, ABS y motor naftero 1.6- se comercializa a un valor de $ 54.900.

«Cuando hagamos el lanzamiento el precio del C4 tendrá un ajuste de entre 3% y 4%. Aún no lo sabemos porque el segmento de los medianos es muy competitivo y tenemos que ver cómo responde el mercado», dijo el empresario.

Para la producción de este modelo, la marca francesa destinó una inversión de 75 millones de euros (25 millones para la planta de El Palomar y 50 millones para el desarrollo de proveedores).

Dejá tu comentario

Te puede interesar