28 de agosto 2007 - 00:00

Reunión clave hoy por INDEC

Alberto Fernández
Alberto Fernández
El gobierno y los empleados del INDEC podrían cerrar finalmente hoy el acuerdo que desactive el conflicto en el organismo y que intentará blanquear la manipulación de las estadísticas antes de las elecciones presidenciales de octubre, aunque sin revisar los datos que ya fueron publicados. De esta manera, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se reunirá hoy con Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Pablo Micheli, secretario adjunto; y Leopoldo González, de ATE Capital, para poner en claro todos los puntos del acta acuerdo.

Así lo anunciaron ayer a este diario fuentes de ambos gremios, aunque hasta el momento se desconocía la hora del encuentro que tendría lugar en la Casa Rosada.

En concreto, la idea que deambula detrás del preciado acuerdo y que llevó al gobierno a reunirse con los rebeldes del INDEC luego de más de siete meses de conflicto y de numerosas irregularidades en el cálculo de distintas estadísticas, sería la necesidad de blanquear el panorama antes de las elecciones y así tratar de transmitir un poco de confianza sobre los cálculos que realiza el INDEC y sobre la capacidad resolutiva del oficialismo.

La prueba está en que -según las fuentes- el gobierno no estaría dispuesto a revisar y a corregir el Indice de Precios al Consumidor (IPC) desde enero hasta julio, y próximamente también el de agosto, tiempo desde el que se extiende la intervención que desembarcó en el INDEC de la mano del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Este control directo sobre la evolución de los precios luego se expandió a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), afectando la medición del desempleo del segundo trimestre del año y posiblemente la medición semestral de la pobreza e indigencia -programada para el jueves 20 de setiembre- ya que para ello se tendría que utilizar el IPC manipulado de dicho período.

Como si fuera poco, en la última semana se sumó al ranking de los índices maquillados la medición de la actividad industrial de julio, la cual debería haber sido mucho más reducida -según los analistas- por la influencia de la crisis energética y las restricciones impuestas por el gobierno para enfrentarla.

Sin embargo, todos estos hechosquedarán fuera de la oferta que hará hoy el gobierno. Los empleados del INDEC tendrán que certificar a través de la firma del acuerdo que dan por finalizado el paro total de actividades que comenzó el 10 de julio y que decidieron levantar el viernes pasado luego de que Alberto Fernández confirmara el encuentro de esta jornada.

  • Compromiso

    A cambio, «el gobierno se compromete a no descontar los días de huelga, no tomar represalias y garantizar el pase de los contratados en negro», sostuvo la fuente.

    Lo que sí ofrece el acta acuerdo es la conformación de una comisión compuesta por representantes del gobierno y técnicos del INDEC en la cual se debatirá, entre otras cosas, la nueva metodología del cálculo del IPC, pero se reflejará recién en octubre cuando se dé a conocer el IPC de setiembre y no hacia atrás, según sostuvieron fuentes de ATE y de la CTA. De Beatriz Paglieri, la interventora impuesta por Moreno en el IPC, no se discutirá nada. «Se dejará en manos de la Justicia», dijeron desde ATE.

    Igualmente, confirmaron ayer que Leopoldo González insistirá nuevamente hoy en el encuentro con las propuestas que tienen los técnicos de diversos sectores del organismo, para recalcular la inflación manipulada y, hasta tanto se solucione la situación de este indicador, elaborar mediciones alternativas que reflejen una pobreza más acorde con la realidad que la que surgirá a partir de la aplicación del IPC manipulado del primer semestre.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar