20 de febrero 2004 - 00:00

UIA pidió cambios en ley laboral a favor de pymes

UIA pidió cambios en ley laboral a favor de pymes
Al tiempo que los piqueteros cortaban las vías de acceso a la Ciudad, en pleno centro legisladores y empresarios buscaban -almuerzo medianteuna vía no sólo para terminar con esos cortes sino también para incrementar la oferta laboral. Ayer al mediodía cinco senadores y otros tantos miembros de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA) mantuvieron lo que será el primero de varios encuentros en los que se conversa sobre la inminente reforma de la legislación laboral y la posibilidad de introducirle modificaciones que la hagan más práctica y progresiva.

•Asistentes

La conclusión a la que se llegó es que, si bien el proyecto de ley que se votaría en la Cámara alta el próximo martes es perfectible, también es casi impensable cambiarle la letra a tan pocos días de su tratamiento legislativo.

Al encuentro concurrieron los justicialistas Marcelo López Arias, Marcelo Guinle (presidente provisional del Senado), Jorge Capitanich (presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda), Roberto Urquía y Miguel Pichetto (titular del bloque del PJ). Del otro lado de la mesa en el salón principal del edificio Carlos Pellegrini se sentaron el titular de la UIA, Alberto Alvare z-Gaiani, y sus compañeros de conducción Daniel Funes de Rioja, el papelero Héctor Massuh, el alimentario Juan Manuel Forn y Jorge Basso Dastugue (encargado de las relaciones de la entidad con el Poder Legislativo). Después de las introducciones de rigor y de fórmula, a cargo de Alvarez Gaiani y de Guinle (tercero en la línea sucesoria presidencial) el mayor peso de la exposición -como era de esperar-recayó en Funes de Rioja; el abogado laboralista explicó que la ley que saldrá aprobada (de no mediar una catástrofe) es «perfectible», un eufemismo que oculta malamente la disconformidad de vastos sectores empresariales por algunos de los términos del proyecto, sobre todo en sus aspectos que dificultan la creación de empleo.

Funes volvió a plantear -tal como hiciera en reiteradas oportunidades frente, por caso, al ministro de Trabajo Carlos Tomada-que es crucial otorgar beneficios a las pymes que las alienten a incorporar más personal.

•Acuerdo

Al revés de lo que suele sucederle a Funes cuando polemiza (en público y quizá también en privado) con Tomada, los senadores manifestaron su acuerdo con la iniciativa.

De todos modos, quedó clarísimo para los diez comensales que
cualquier cambio en la letra o el espíritu de la ley deberá ser introducido recién cuando se la reglamente, porque hoy no hay tiempo ni espaciopolítico para modificar el proyecto.

Después
Pichetto -que compartió el viaje de Néstor Kirchner a Madrid con Alvarez Gaiani-le agradeció al titular de la entidad industrial el rol que le cupo en la firma del acuerdo entre la UIA y la poderosa central empresaria de España-CEOE, que para muchos en el gobierno marcó el punto de cambio de sus relaciones con los inversores españoles en el país.

Y hubo tiempo para alguna alusión al conflicto interno que hasta ahora divide a la UIA en dos sectores, conflicto que -según adelantara este diario ayerquedaría zanjado el próximo lunes.

En este sentido, llamó la atención la
ausencia en la mesa del petroquímico Oscar Vignart, secretario de la UIA y mediador entre el oficialismo y la lista Industriales, impulsada por el Grupo Techint. Se dice que, como era casi inevitable, la figura de Vignart habría quedado mellada ante sus pares de la lista Celeste y Blanca justamente por haberse constituido en el «emisario» de los planteos de los opositores. Planteos que serán aceptados el lunes próximo cuando se reúnan ambas corrientes, pero ya sin Vignart en la mesa.

Dejá tu comentario

Te puede interesar