Diputados: oficialismo cede y adopta estilo "pizzería" como mal menor para sesionar

Edición Impresa

El pleno se reúne hoy para aprobar un nuevo régimen de software y una iniciativa de obstetricia que generará tensión en Senado "celeste". El objetivo final es sancionar el 8-5 el proyecto de financiamiento político, que intentará ser dictaminado mañana en plenario de comisiones.

“Ante el descalabro de gestión política que tenemos, donde muchos desaparecen y otros hacen un juego propio obsceno, nos tuvimos que convertir en una pizzería ágil para las leyes. Todos quieren pizza y casi nadie se preocupa por lo que dicen las leyes. No te vamos a dar una pizza italiana de primer nivel, pero al menos te la vamos a sacar del horno”. La síntesis de un cabalgador top de peripecias legislativas no sólo resume el caótico panorama en la cámara de Diputados, sino que además sintetiza las últimas 48 horas de Cambiemos y la estrategia que llegó desde Casa Rosada: hay que sesionar y darle a la oposición leyes que no son bien vistas o que generarán tensión en el Senado para abrir hoy el recinto y poder votar el 8 de mayo próximo, si es que lo “planificado”fluye, el nuevo sistema de financiamiento político.

La ley en cuestión, aprobada la semana pasada en el Senado y la única que le importa al Congreso, permite el aporte de empresas en un sistema mixto, entre lo público y privado. Tras una larga espera en cuanto a giros a comisiones, desde las 10 de mañana habrá un plenario de Asuntos Constitucionales -cabecera-; de Justicia; y de Presupuesto y Hacienda que comandan Pablo Tonelli (PRO), Diego Mestre (UCR) y el escurridizo Luciano Laspina (PRO), respectivamente, para dictaminar la iniciativa y dejarla en condiciones de ser sancionada el 8 de mayo.

El apuro -lógico- tiene que ver con la presencia de los legisladores para la sesión de hoy, que asegura la estadía cerca del Congreso para mañana; las dificultades para realizar un plenario la semana próxima -martes, paro de transporte; miércoles, feriado-; y la tensión que podría generar un intento de firma de despachos el martes 7, un día antes de la sesión.

La metodología “pizzería” comenzó ayer, en distintas comisiones. Algunos proyectos consiguieron aval casi sin discusión y serán aprobados hoy. Otros evitaron ser rechazados de lleno pero su trámite será más lento. Veamos:

*Software. La ley, que tiene amplio apoyo y es empujada por Cambiemos, el massismo y legisladores del interbloque Argentina Federal -donde está el peronismo-, impone un nuevo régimen que tendrá vigencia desde 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029. Tiene como objetivos finales duplicar los empleos de 215.000 a 430.000 y generar exportaciones anuales por u$s 15.000 millones. Las mejoras a la hora de descontar pagos de impuestos representaría un oasis en medio una economía con tributos asfixiantes en casi todos los sectores productivos , donde Cambiemos trastabilló feo a la hora de disminuirlos.

*Licenciatura en obstetricia. El dictamen consiguió un amplio consenso en oficialismo y oposición, pero el temor que circuló en despachos de ambas cámaras es que se reflote una nueva disputa entre “celestes” y “verdes”, es decir, los grupos que rechazaron y empujaron la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en 2018. Al ser cámara de origen, los legisladores olvidaron la pelea del año pasado y dejarán ese ambiente hostil para el Senado.

Entre los puntos que generan ruido aparecen el blindaje de los partos a domicilio y la posibilidad de “asesorar y prescribir métodos anticonceptivos, así como realizar intervenciones relacionadas con ellos, incluyendo la colocación y extracción de métodos anticonceptivos de larga duración”.

*Una cuestión de “pizzería” que saldrá para bajar tensiones antimacristas será un pedido de informes relacionado con vacunas. En tanto, también será votado un proyecto sobre narcomenudeo para regular la competencia federal -en coordinación con provincias-, y se convertirá en ley la prórroga por un año de la emergencia económica para la cadena de producción de peras y manzanas en Neuquén, Río Negro, Mendoza, San Juan y La Pampa, entre otras cuestiones.

*Ley de Góndolas. El proyecto fue girado a varias comisiones pero ayer lo trató sólo una, y el oficialismo tiene margen para evadir el debate. Anoche, un legislador de Cambiemos que sigue de cerca el tema señaló a Ámbito Financiero que si bien están de acuerdo “con la cuestión de fondo”, los textos presentados pasarán a ser debatidos por los asesores ya que persisten “muchas diferencias técnicas”. Tras augurar un trámite “lento”, advirtió: “La oposición va a empujar y mañana -por hoy- una preferencia para el 8 de mayo y no sé si tendremos margen para frenarlo”. El problema es que una de esas iniciativas es de Elisa Carrió. Bajo este descontrol, Diputados busca reactivar su agenda en el recinto, donde habrá varias cuestiones de privilegio contra la referente de la Coalición Cívica por sus dichos sobre la muerte del exgobernador de Córdoba José Manuel de la Sota (PJ).

Dejá tu comentario