16 de agosto 2002 - 00:00

A 25 años de muerto, Elvis sigue primero

Los homenajes al rey del rock comenzaron ayer
Los homenajes al "rey del rock" comenzaron ayer
H oy se cumplen 25 años del día en que el «rey del rock and roll», Elvis Presley, fue encontrado muerto, de un ataque al corazón, por su novia, tendido en el suelo del baño de su mansión de Memphis, víctima de excesos en su irrefrenable fármaco dependencia.

Aún hay gente en el mundo que cree que esa muerte fue fingida para reiniciar una nueva vida. Hay quienes sostienen que Elvis es un tipo de 67 años que vive en un chacra de una provincia de la Argentina y a veces no se reprime de tararear algunas canciones que lo hicieron famoso. Otros dan otros destinos, Austalia, Alemania o Nueva Zelanda. La agencia William Hill de Londres todavía recibe apuestas de que «Elvis is not dead», con probabilidad mil a uno de que siga vivo.

Hoy unos 100 mil fans de Elvis Presley se reunirán frente al pórtico de Graceland, donde está instalado el kitsch museo a su memoria, para honrar «los 25 años de la segunda vida del más grande del rock». Los peregrinos -entre las que se contarán su poderosa viuda, Priscilla Presley, y su hija, Lisa Marie, recién casada con Nicolas Cage-, poblarán el Elvis Boulevard de Memphis, donde está la que fue la última morada uno de los mas asombrosos renovadores de la música popular del siglo XX.

El lugar estará iluminado por las llamas temblorosas de millares de velas y encendedores. Habrá plegarias, porque entre los seguidores están los fanáticos que fundaron la iglesia «Elvis, el divino». También habrá, es obvio, cánticos menos ceremoniosos que balubucerán sus famosas canciones para confirmar que es número uno entre los músicos desaparecidos.

Elvis Presley
encabeza la lista de la revista «Forbes», que lo bautizó «El rey de la tumba», con un volumen anual de negocios de entre 30 y 100 millones de dólares (el último año recaudó sólo por «A little less coversation», un single despreciado por el cantante que volvió a estar de moda, 37 millones de dólares), y el valor global de la empresa EPE que maneja sus intereses es de 250 millones de dólares. «Elvis está entre las marcas que son fetiches de nuestro tiempo, junto a Coca Cola y General Motors», sentenció Joe DiMuro, vicepresidente la agencia BMG, encargada de dirigir el «Año Elvis».

Quien naciera como Elvis Aaron Presley hoy es considerado un renovador de la cultura del siglo XX, al punto que desde una perspectiva académica ayer comenzó en la Universidad de Memphis el seminario «¿Es Elvis historia? Más allá de 2002». Se lo ve como un revolucionario de la música, el blanco que cantaba con voz de negro, el que supo fusionar los tonos de country, gospel, spirituals y rithm and blues, para convertirse en el más genuino ícono del rock. Pero sobre todo, porque instaló provocativamente, con ropas cirqueras y movimientos sexuales, una innovadora complicidad entre los jóvenes y estableció una nueva sensibilidad. Cuando en plena Guerra Fría, sólo se escuchaban las almibaradas canciones de Bing Crosby, Elvis Presley irrumpió derrumbando tabúes hasta constituirse en ídolo y estandarte de las nuevas generaciones. Quiso ser en el cine un actor reconocido pero no le permitieron librarse de las películas musicales. A 25 años de su muerte los homenajes que en el mundo confirman que, no como piensan lo apostadores, sino en la medida de una permanente Elvismania, sigue vivo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar