Avatares de radio y TV

Espectáculos

  
  • «TVR», con su estilo «transgresor», no tiene límites, salvo en sus críticas al gobierno que son escasas o inexistentes. El sábado, con muy mal gusto, al hacer la compaginación del video «Parecidos», incluyó a Axel Blumberg, el joven que secuestraron y mataron. Llama la atención que en un lugar donde se desgarran las vestiduras por los desaparecidos durante la dictadura militar puedan hacer parodias con alguien que murió secuestrado.

  • El regreso de «La liga» el lunes abordó el mapa de la delincuencia en la villa 1.11.14 del Bajo Flores. Sumó la nueva conducción a cargo de Matías Martin y Clemente Cancela en lugar de los flojos de antaño, «Pollo» Alonso y Ronnie Arias. Al primero le sobraba physique du rol pero le faltaba picardía periodística y al segundo le sobraba glamour para sumergirse cada semana en la marginalidad. Ahora, Martin y Cancela sobresalen en relación a las otras dos que completan el equipo encargado de cubrir, desde cuatro ángulos diferentes, un mismo tema. Audaz el tour de force a la villa donde los habitantes señalaban que «hasta ahí nadie te lleva, ¿sabés dónde te estás metiendo? y menos de noche» pero flojo el papel de los entrevistadores cuando se hacían demasiado « amigos» de sus entrevistados.   

  • Resultó excesivo el relato minucioso que brindaban los delincuentes sobre cómo robarían tal o cual casa, con qué armas, etc, con la pregunta «¿En qué consiste tu laburo» a los malvivientes. Legitimación absurda del acto delictivo como «laburo». Otro dato que irritó lo aportó la vecina que mostraba dónde viven «los narcos, los que manejan la droga acá, que es zona liberada». El mapeo de las casas más «ricas» de la villa, enrejadas, con camionetas, donde viven quienes manejan la droga en la zona, dejó una impune muestra de que la policía en ese área no se molesta ni molesta.

  • Luego de que Mario Pergolini y Roberto Pettinato jugaran a emular las peleas bajas de Jorge Rial y Viviana Canosa, los responsables de sus productoras, Eyeworks-Cuatro Cabezas y PPT (Diego Guebel y Diego Gvirtz), acordaron una tregua. ¿Será como la del campo?. Entre las últimas agresiones entre Pergolini y Pettinato, se ofrecieron resúmenes en los programas de sendas productoras, lo que lleva a creer que ante la falta de temas hasta que llegue Marcelo Tinelli, jugaron al club de la pelea. Desde «Telefé» y «Canal 13» sugirieron que bajaran el tono de las agresiones, pues con los insultos y chicanas sólo aportaban una pésima imagen para los conductores «estrella» de esas emisoras. «TVR» celebra el sábado 500 programas y tendrá de invitado, por primera vez, a Adrián Suar como crítico invitado. Desde luego no quiere referirse a estos temas.   

  • El tono de los nuevos enemigos mediáticos se excedió y todo quedó resumido en los programas del sábado, «TVR» y «Zapping». Todo comenzó cuando Pettinato dijo «El hijo de Pergolini me admira a mi» y Pegolini respondió «Lo que no sabe Pettinato es que nosotros nos cogemos a su hija». Más tarde el conductor bromeó en «CQC» con que Pettinato será abuelo cuando en realidad será padre. Y este último respondió: «Con lo de mi hija yo le dije que mejor pensara en el departamentito que tenía alquilado por ahí, ah, ¿no se podía decir? Tiene muchos problemas este muchacho, es muy siniestro. Desde Menguele y los nazis no escucho que un tipo se meta tan feo con alguien. Lo voy a hacer pelota, lo voy a destruir, nene, cool down, fumá, dejá de tomar. Su hijo nunca va a caer en nada malo porque Pergolini tiene acceso a todas la mesitas de luz de la casa». Las alusiones a la droga, el engaño y las vidas de los hijos de ambos llegaron a que Pettinato bromeara en TV: «Mi hija Tamara me preguntó si podía ir a la revista Papparazzi a decir que se acostaba con Pergolini».

  • Sin pena ni gloria pasó por «Telefé» el programa con Gonzalo Bonadeo, «Cirugía del alma», que tuvo un flojo promedio de 10.6 puntos, duró menos de un mes en el aire y cierra hoy. Producido por « Endemol» sobre cirugías reparadoras, será reemplazado por el próximo ciclo de documentales de la misma productora, «Un tiempo después», con conducción de Soledad Silveyra y que relatará un evento bisagra que haya marcado la vida de los entrevistados. Otro programa que apura «Telefé» para enfrentar más sólido a Marcelo Tinelli es «Talento argentino», reality que se basa en un concurso donde cada persona presenta su talento. Estará conducido por el inefable Mariano Peluffo y aunque esta búsqueda que ofrecerá canto y baile recuerde a los concursos de Tinelli, sus productores aseguran que en nada se parecerán. Buscan definir el jurado, televisarán casting y tendrán gran despliegue, sin embargo, es un formato creado por Simon Cowell, uno de los jurados de «American Idol».   

  • Las juventudes argentinas no tienen futuro, pero no por su propia responsabilidad sino -a veces- por quienes las conducen. Cómo pensar de otro modo si la directora de un prestigioso secundario ni siquiera conoce el significado de la palabra «adolescente». En plena crisis de agresiones, peleas y hasta asesinatos entre alumnos, Rolando Hanglin (egresado del Buenos Aires) entrevistó en Radio 10 a la directora del ILSE. Esta educadora, además de decir «de que» y «hace unos años atrás» varias veces, asumió un aire suficiente para explicarle al conductor: «Usted sabe que los adolescentes, como su nombre lo indica, carecen de muchas cosas». Sin embargo, «adolescente» y «adolecer» tienen raíces y significados diferentes. Así, «adolecer» no es «carecer» sino padecer, sufrir. Por su parte «adolescente» viene del latín «adolescere» que significa «crecer». Ergo, un « adolescente» no es alguien que carece, ni tampoco padece algo (o quizás sí), sino simplemente una persona en proceso de crecimiento físico.
  • Dejá tu comentario