Nueva biografía de Dylan desmiente su niñez triste

Espectáculos

Los 80 años del Premio Nobel coinciden con la salida de "La doble vida", de Clinton Heylin.

“La doble vida de Bob Dylan”, una biografía de Clinton Heylin que saldrá a la venta unos días antes del 80 cumpleaños del cantautor y premio Nobel de Literatura Robert Zimmerman (el nombre real de Dylan), plantea que el autor de “Hurricane” ficcionalizó partes de su vida privada, o que construyó un personaje público falseando datos de su pasado, que fueron reproducidos por los mass media y tenidos por su público como ciertos. Este libro saldrá a la venta el 18 de mayo -Dylan cumple el 24-, en medio de una disputa pública entre biógrafos que no deja de teneer ribetes publicitarios. Los cruces sobre la veracidad de ciertos datos son entre Heylin y Howard Sounes, bestseller 2001 con la biografía “Por la autopista: La vida de Bob Dylan”.

La discusión que sirve de antesala para este lanzamiento lleva semanas en la prensa. Heylin había definido a Sounes como un “busca roña profesional” que escribió un libro “semianalfabeto”,y Sounes había reaccionado diciendo a The Guardian que Heylin es “un escritor torpe y autoindulgente” que hizo una biografía “increíblemente aburrida”. “Heylin parece estar muy molesto porque, en 2001, obtuve mucha publicidad al revelar que Dylan tenía un segundo matrimonio secreto, con una mujer llamada Carolyn Dennis, que llegó a los titulares de todo el mundo”, dijo Sounes, ex periodista del diario amarillista The Mirror. Heylin, quien escribió un libro sobre los primeros años de Dylan actualizado dos veces, otros dos analizando sus canciones y otros 10 tomos muy largos que parecieran ser sobre Dylan pero que hablan de su obsesión con él, dispuso de material hasta ahora inaccesible, guardado en el Instituto de Estudios de Bob Dylan, un archivo formado por documentos comprados al propio Dylan en 20 millones de euros, informó El País, de España. En la biografía que publicará el sello Little, Brown y compañía, Dylan ficcionó su infancia, dice Heylin: no fue a un reformatorio, ni fue criado en un hogar de tránsito, ni escapó de su casa a los 12 años. Lo crió su madre, una mujer que, contra todas las habladurías, era “abierta, simpática y dicharachera”.

El autor relata un episodio tras un concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, cuando Dylan le contó a un periodista que “había perdido todo contacto con sus padres”. Pero ellos estaban sentados en la platea, recién llegados desde Minnesota, orgullosos de ver a su hijo triunfar. Tampoco fue un solitario en la universidad, como él mismo relató, dice Heylin: tenía un grupo de amigos cercanos, populares al punto de que un primo suyo encabezaba una fraternidad. La biografía habla de documentos que muestran “el carácter ambicioso y algo teatral” del músico. Relata con detalle “la ya conocida crueldad de Dylan con la gente de su círculo más cercano” que ”quería seguir compartiendo micrófono con él”; y narra la génesis de la canción “Like a Rolling Stone”, compuesta tras una fiesta en Hotel Savoy de Londres, sorbiendo cócteles con LSD. El libro termina en 1966, con Dylan subiéndose a su moto Triumph para dar una vuelta y Heylin promete una segunda parte que comienza con ese viaje.

Temas

Dejá tu comentario