16 de agosto 2002 - 00:00

Iaies: "El tango, como el jazz, se puede improvisar"

Adrián Iaies
Adrián Iaies
H ijo de una pianista clásica y un bailarín de tango tradicionalista y antipiazzolleano, Adrián Iaies inició tempranamente su formación musical clásica con el desaparecido Jacobo Ficher, pero rápidamente se interesó por la música popular. «Participé, desde muy chico, en grupos de rock, pero el que me cambió la mirada sobre la música fue Manolo Juárez», relata. Más tarde, Iaies acompañó a diversos cantantes, desde Manuela Bravo hasta Juan Carlos Baglietto; fue parte del grupo Touch; con el tiempo se afianzó como pianista de jazz y se distinguió por trabajar ese género a partir de clásicos tangueros. Grabó varios discos -algunos, aún inéditos-, participó en importantes festivales de Europa y los Estados Unidos, ganó con un Grammy este año por su álbum «Tango Reflections», aunque con «Las tardecitas de Minton's» ya había sido nominado en el año 2000. Este sábado tocará en el Espacio Cultural ND/Ateneo. Dialogamos con él.

Periodista: ¿Qué cree que diría su padre si escuchara sus tangos con improvisación jazzera?


Adrián Iaies:
Lamentablemente, mi padre murió cuando yo tenía 21 años y no pudimos llegar a discutir profundamente sobre esto. Sin duda me cuestionaría. El era de los que decían que Piazzolla no es tango. Y yo llegué al tango de más grande.

P.: Suele decirse que una de las cosas que caracterizan al tango es justamente que no puede improvisarse. ¿Cómo se le ocurrió hacerlo?


A.I.:
Siempre me gustó improvisar en el tango. Si uno busca, hay algunas improvisaciones de Berlingieri, o las armonizaciones más jazzeras de Osvaldo Tarantino. Al contrario de lo que muchos piensan, yo creo que el tango es improvisable y que puede ser trabajado como un «standard de jazz. La diferencia puede estar en lo formal, en su estructura de compases, que en el tango es menos cuadrado. El peligro está en caer en lo burdo, en «swingear» un tango; pero si tomamos la melodía, que es la hoja de ruta de cualquier tango -sobre todo, de autores como Troilo, Cobián, Arolas, Láurenz, Julián Plaza- sin dudas que se puede. Es más, a mí me llama la atención que no se haya hecho antes.

P.: ¿Comó va a ser su concierto de este fin de semana?

A.I.:
Voy a tocar en trío, con Fernando Martínez en batería y Arturo Puertas en contrabajo. Y voy a tener a Liliana Herrero como invitada para hacer «María» y «Naranjo en flor». Habrá cosas de «Tango Reflections». Pero también de otros discos que tengo hechos y aún no fueron editados: «Nocturna», que sería una especie de «Tango Reflections 2» y que saldrá muy pronto en España; «Round Midnight y otros tangos», que sería el proceso inverso, «standards» de jazz tocados como tangos; y otro con el trío que hice este año y aún espera edición. Va a ser un repertorio variado, con piezas como «A Don Agustín Bardi», «Seminare», «Las cosas tienen movimiento» ( Charly García, Spinetta y Fito Páez me parecen grandes compositores), «Mediterráneo» de Serrat y algunos temas míos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar