La TV afecta el rendimiento escolar y la PC lo estimula

Espectáculos

La televisión es negativa para los niños, especialmente si el aparato está en su dormitorio, mientras que el acceso a una computadora aumenta el rendimiento escolar, según investigaciones recientes realizadas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y la universidad John Hopkins de los EE.UU. En el estudio participaron 350 niños de tercer grado de seis escuelas públicas del norte de California y, de ese total, 70% contaba con un televisor en su dormitorio. Según la investigación, estos estudiantes registraron rendimientos de siete a nueve puntos inferiores con respecto a los que no la tenían. Y a la inversa, quienes contaban con computadora presentaban mejores resultados.

Otro estudio (Universidad de Washington) indicó que el desarrollo de la capacidad de los niños de acumular conocimientos se ve perjudicado por la televisión antes de que cumplan tres años, lo que se advierte recién tres o cuatro años más tarde. Si bien las investigaciones se refieren a la televisión de manera genérica, dialogamos con directivos de las señales infantiles «Nickelodeon», «Disney Channel» y «Jetix» sobre los criterios de programación, que se parecen cada vez más entre todas las señales.

Hoy se advierte un claro predominio de los dibujos de « animé» japonés («Battle BDaman» en «Jetix» o «Yu Gi Oh» en «Nickelodeon», entre tantos otros) que relatan historias de permanente confrontación y lucha, además del poco comprensible lenguaje paa la idiosincracia local. La sinopsis del capítulo «Deja Duel» de «Yu-Gi-Oh» reza: «Kaiba finalmente ha llegado al reino de Duelest para confrontar a Pegasus. No obstante, este último quiere retar a duelo a Kaiba, quien se ve obligada a aceptar».

Consultada por este diario, Adela Gondelles, directora de Marketing MTV Networks Latin America enfatizó que la programación de Nickelodeon «busca un ambiente entretenido, seguro, libre de insinuaciones sexuales y violencia». Varios de los dibujos de animé no responden a esos cánones pero posiblemente se refiriera a otros programas más naif, que tampoco pueden ser «La Leyenda del Dragón, prueba de Fuego», donde «el último Dragón de Oro ha muerto y un nuevo Dragón debe ser elegido antes de que el mal ataque» ni «Jimmy Neutrón, el ataque de los Twonkies» donde un alien hostil se enfrenta a otro.

Según un informe de los especialistas venezolanos
Carmen Pérez León, Manuelo Rodríguez Lanza, Sergia Navas Vargas, y Maritza Polyecsko Cabello los niños no sólo recurren a la TV como fuente de distracción, reducción de tensiones y como medio para obtener información, sino también porque ese medio le es impuesto en el ambiente del hogar y se le refuerza la conducta de contemplación por los padres. En muchos casos constituye la única compañía y es la actividad principal del niño. Invierten más tiempo viendo TV que haciendo cualquier otra cosa que no sea dormir.

Carolina Guevara Lightcap,
Vicepresidente Senior de programación y asuntos creativos para «Disney Channel» y «Jetix» Latin America, expresó: «No buscamos competir con otras actividades recreativas afuera, sino con las otras opciones de entretenimiento dentro del hogar. Es decir, trabajamos para que cuando vean televisión vean nuestros canales y no para que vean más horas de TV por día. Muchas veces nuestra programación ayuda al desarrollo de los chicos en un contexto más integral, ya sea porque los mantiene vinculados con sus padres y sus familias, al tener programas en común, o inspirándolos a que practiquen deportes, sea adentro o afuera, como hacemos a través de la Copa Jetix o a moverse junto con los programas, como hacemos en el caso de nuestras series preescolares, que invitan a los chicos a saltar y bailar con los personajes de nuestros shows.»

La TV explota comercialmente este magnetismo con los niños y los principales anunciantes son juguetes y productos alimenticios. A diferencia de los adultos, que generalmente ponen cambian de canal en los comerciales o aprovechan para hacer otra cosa, a los niños les gustan los comerciales. Según estadísticas norteamericanas, 60% de los avisos publicitan cereales, galletitas, gaseosas y golosinas. Ese número, vinculado a la alimentación, también ha sido ligado a la obesidad infantil y la exagerada representación de imágenes corporales pueden contribuir a la anorexia nerviosa, sobre todo en adolescentes.

En Disney Channel dicen no abusar de los comerciales y hasta «sacrifican» segundaje de tanda publicitaria.
Guevara Lightcap puntualizó: «En el bloque preescolar Playhouse Disney, no tenemos comerciales, porque creemos que es muy temprano para incluir mensajes de productos para chicos, a pesar de que sabemos que muchas madres miran los programas. El enfoque de este bloque es didáctico y nos interesa mantenerlo de esa forma. Lo único que se permite en este bloque son placas de sponsoreo, algo muy sutil y que no muestra producto, para mantener la idoneidad del bloque. Todos los comerciales (al igual que toda nuestra programación) son vistos por un equipo interno que se dedica especialmente a confirmar que todo el contenido que se ve en nuestro canal sea apropiado para chicos y puede rechazar contenidos o comerciales si los juzga no apropiados. Como también tenemos excelentes ratings con los adultos, a veces podrían llegar comerciales con escenas subidas de tono o con mensajes no apropiados para chicos».

Pero también emiten, por caso, la serie «Battle BDaman», que se desarrolla en «el B-DaWorld, un extraño lugar donde los objetos esféricos son utilizados como proyectiles. Su protagonista, Yamato, es el único con la habilidad para explotar al máximo su poder y vencer a las fuerzas del mal».

Difícil que este extraño lenguaje «animé» aporte algo más que hipnótico entretenimiento. Guevara Lightcap indicó: «La televisión es obviamente un medio de entretenimiento, pero también puede servir para educar. En nuestro caso, nos enfocamos en el desarrollo integral de los chicos sin dejar de entretener, sobre todo en nuestro bloque preescolar, Playhouse Disney. Esta producción trabaja sobre un eje temático a través de diferentes rincones como el de la música, el del arte.Art Attack enseña manualidades y arte con elementos simples»,

Los programas para niños han desaparecido de la TV abierta, porque no tienen rating. En cable se observa otra tendencia pero la programaciónapunta claramente, como cualquier otro negocio, a la frenética búsqueda de la ganancia vía encendido y beneficios periféricos: «Por la posibilidad que brinda la TV paga de segmentar la audiencia, es ahí donde los niños buscan sus programas. Hoy en día hay muchísima oferta de contenidos infantiles en cable, con una de las penetraciones de cable más altas del mundo. Sin embargo, en la producción local de contenidos infantiles siguen registrandose éxitos muy grandes como lo es Floricienta y que a veces no son estrictamente para televisión. Este año, las ofertas infantiles para vacaciones de invierno fueron mucho mayores al año anterior, en cantidad y calidad. Esta es otra de las vías que eligen las marcas para llegar al target», concluyó Guevara Lightcap.

Dejá tu comentario