Valioso aporte de Toni a la historia de Evita

Espectáculos

Luis Pedro Toni «Evita de los millones» (Bs.As., Corregidor, 2006, 127 págs.)

Tomando como punto de partida que Eva Perón nunca pronunció la frase « volveré y seré millones», Luis Pedro Toni recorre toda la trayectoria artística de Eva Duarte y parte de la política para concluir en que «fue y sigue siendo figura de atracción para millones de espectadores», como lo fue para las masas de «descamisados» o «mis grasitas», como ella los denominaba.

En su flamante libro «Evita de los millones» Toni se ocupa inclusive del nacimiento y la infancia de Eva Duarte para abordar luego su arribo a Buenos Aires y desarrollar en detalle su vida artística transcurrida desde papeles más que secundarios en compañías teatrales, hasta su rutilante éxito en la radiofonía donde fue cabeza de elenco.

No faltan los altibajos que la llevan a dejar un importante hotel donde moraba, para trasladarse a un humilde departamento, hasta llegar al lujoso de la calle Posadas, escenario de su romance con el entonces coronel Juan Domingo Perón.

Recurriendo a diversas fuentes, Toni no deja de lado las versiones que se tejieron en torno a presuntos amoríos de Eva Duarte con personajes del mundo artístico o periodístico, que le habrían servido para dar impulso a su carrera. No está ausente una referencia a su inseparable hermano Juan, esa especie de Isidoro Cañones, desde siempre cometiendo distintos tipos de desaguisados.

En el aspecto artístico, el libro de Luis Pedro Toni, periodista especializado en el mundo del espectáculo, resulta un interesante aporte, como el mismo lo expresa, para futuros trabajos sobre Eva Perón, desde ya valioso en sí mismo. Falla, no mucho cuando aborda el aspecto político de la protagonista. Al ocuparse del encuentro de Eva con Perón, en el Luna Park, recurre a una versión equivocada ya que testigos del hecho rememoraron muchas veces que Eva Duarte consiguió ocupar la butaca contigua al coronel, cuando Libertad Lamarque la dejó para subir a cantar al escenario montado en el festival por las víctima del terremoto que devastó San Juan. Por otra parte Tito Lecture, por entonces un niño, no era el dueño del estadio, que pertenecía a Ismael Pace y a su tío, José «Pepe» Lecture. Tampoco es exacto un «enfrentamiento» de Eva Perón con el ministro de Hacienda Ramón Cereijo por el famoso partido con Banfield donde Racing alcanzó el tricampeonato.

Es importante todo lo referido a las obras teatrales y cinematográficas de distinto genero y con diversos enfoques, que se ocuparon de Eva Perón, desde la elaborada por el argentino Copi (Raúl Damonte Taborda), base según Toni de la opera «Evita» de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber, hasta «Corpus Evita», de José Luis Moscovich, Carlos Franzetti y Lorenzo Russo, de cuyos argumentos el autor reproduce fragmentos.

Luis Pedro Toni elaboró un interesante y ameno trabajo sobre Eva Perón, en el que no faltan testimonios valiosos, como el de la sobrina nieta de Eva, la hoy diputada nacional Cristina Alvarez Rodríguez, acompañado por un valioso archivo fotográfico que refleja diversos pasajes de la vida de la protagonista del libro.

Dejá tu comentario