Warner se quedó con toda la música de Bowie

Espectáculos

Los derechos de toda la obra musical de David Bowie fueron vendidos a Warner Chappell Music, informó ayer la propia compañía discográfica, en medio de la ola de millonarias ventas de catálogos de grandes estrellas del rock. Warner no reveló los términos financieros del acuerdo, pero Variety asegura que superó los 250 millones de dólares. Se trata de cientos de canciones que atraviesan las seis décadas de carrera de Bowie, incluidas “Space Oddity”, “Changes”, “Life on Mars” y “Heroes”, que “cambiaron el curso de la música moderna para siempre”, dijo Guy Moot, titular de la empresa, en un comunicado. El anuncio fue realizado a días de cumplirse 75 años del nacimiento de David Bowie, el 8 de enero, y casi seis años después de su muerte, el 10 de enero de 2016 tras una larga batalla contra el cáncer.

La venta se da en medio de una ola de acuerdos similares de grandes celebridades del rock: en diciembre, Bruce Springsteen anunció la venta a Sony de su catálogo de canciones por unos 500 millones de dólares, y en octubre, Tina Turner, de 81 años, vendió sus derechos musicales al grupo alemán BMG. El año pasado, Bob Dylan, de 80 años, vendió su catálogo a Universal Music por un estimado de 300 millones de dólares. Mientras que Stevie Nicks, de Fleetwood Mac, hizo lo mismo con una parte mayoritaria del catálogo de la banda.

Otros que vendieron los derechos sobre sus composiciones fueron Paul Simon y Neil Young. Este fenómeno obedece a las nuevas formas de explotación de la música en plataformas como Spotify, en las que las compañías le aseguran al artista un porcentaje por cada reproducción. El acuerdo entre la sucesión de Bowie y Warner Music incluye canciones de los 26 álbumes de estudio publicados en vida, así como el lanzamiento póstumo del álbum de estudio “Toy”. Los herederos de Bowie habían firmado en septiembre un acuerdo que otorgaba a Warner Music los derechos globales del catálogo del artista desde 1968 hasta 2016.

Bowie saltó a la fama en Reino Unido en 1969 con “Space Oddity”, cuya letra dijo que escribió luego de ver la película de Stanley Kubrick “2001: una odisea del espacio” mientras estaba drogado. Pero fue su interpretación de 1972 de un enviado bisexual del espacio, “Ziggy Stardust”, la que lo lanzó al estrellato mundial. Warner Music, sello de músicos como Cardi B, Ed Sheeran y Bruno Mars, también se ha asociado con la estrella del pop Madonna para relanzar todo su catálogo en los próximos años.

Dejá tu comentario