Acciones de Evergrande volvieron a caer y el riesgo de default mantiene en vilo a los mercados

Finanzas

El temor por el impacto negativo que puede significar para los mercados del mundo un colapso chino impidió que las principales bolsas globales recuperaran una porción importante de lo perdido el lunes.

Las acciones de la empresa china Evergrande volvieron a caer este martes, luego de derrumbarse un 10% en la jornada previa. Las dificultades de la inmobiliaria para afrontar los vencimientos de deuda de esta semana mantiene en vilo a los inversores en todo el mundo.

Los papeles llegaron a derrumbarse hasta 7% durante la rueda aunque luego se recuperaron parcialmente y cerraron con una merma de 0,4%.

El pasivo total de la firma asciende a u$s305.000 millones. El jueves deberá pagar intereses de un bono por cerca de u$s85 millones. Si en los siguientes 30 días no cumple con su obligación, entrará en default, lo cual puede provocar pérdidas generalizadas en el sistema financiero chino.

Los analistas restaron importancia a la amenaza de que los problemas de Evergrande se conviertan en el "momento Lehman (Brothers)" del país, pero la preocupación por los riesgos de un colapso desordenado de la que fue la promotora inmobiliaria con más ventas de China ha agitado a los mercados.

En un intento por reavivar la maltrecha confianza en la empresa, el presidente de Evergrande, Hui Ka Yuan, dijo en una carta al personal que la compañía confía en que "saldrá de su momento más oscuro" y entregará los proyectos inmobiliarios tal y como prometió.

En la carta, que coincide con la fiesta de mediados de otoño en China, Hui afirmó también que la compañía cumplirá con sus responsabilidades ante los compradores de propiedades, los inversores, los socios y las instituciones financieras.

"Creo firmemente que con su esfuerzo concertado y trabajo duro, Evergrande saldrá de su momento más oscuro y reanudará las construcciones a gran escala lo antes posible", sostuvo, sin detallar cómo podría la empresa alcanzar estos objetivos.

El temor por el impacto negativo que puede significar para el mundo un colapso chino impidió que las principales bolsas globales recuperaran una porción importante de lo perdido el lunes.

En Wall Street, el Nasdaq repuntó 0,2% pero el Dow Jones y el S&P500 cayeron 0,1%. En Asia, el referencial de Tokyo se contrajo 2,2% mientras que las bolsas de Shanghai y Hong Kong subieron 0,2% y 0,5%, respectivamente. En Europa las acciones tuvieron una mejor performance aunque sin demasiado para celebrar; el índice que más se recuperó fue el de París (+1,5%).

Otros valores inmobiliarios, como Sunac, la cuarta promotora de China, y la empresa estatal Greentown China se recuperaron el martes tras las fuertes pérdidas sufridas en la sesión anterior. En el mismo sentido, el índice del sector inmobiliario de Hong Kong subió casi un 3%.

"No estamos seguros de hasta qué punto y con qué fuerza se producirá el efecto dominó en el mercado de la vivienda y en el sector de los promotores", dijeron analistas de Deutsche Bank en una nota reciente. "Creemos que los inversores deberían mantenerse al margen hasta que haya más claridad".

El gigante de los fondos BlackRock y los bancos de inversión HSBC y UBS han estado entre los mayores compradores de deuda de Evergrande, según datos de Morningstar.

El Gobierno chino ha guardado silencio sobre la crisis de Evergrande en las últimas semanas. "Debe haber negociaciones entre bastidores sobre una recapitalización sistémica (de Evergrande) por parte de representantes del Estado", dijo Andrew Collier, director gerente de Orient Capital Research, que tiene su sede en Hong Kong.

"Si se permite el impago de una parte de la deuda de Evergrande, los inversores se preguntarían por el resto de la deuda, y el Gobierno no quiere una crisis mayor", agregó.

Dejá tu comentario