Wall Street anticipa caídas destacadas ante el repunte del rendimiento de los bonos

Finanzas

Dow Jones cede al menos 350 puntos, el S&P500 cae 54 puntos y el Nasdaq desciende 214 puntos. Crece la preocupación por la inflación, el derrumbe inmobiliario chino y el posible default de Estados Unidos.

Wall Street anticipa pérdidas por los futuros de los principales índices de la bolsa norteamericana. Los futuros de Dow Jones caen un 1,05%, los de S&P500 ceden un 1,22% y Nasdaq 1,44%. Pese a las alzas obtenidas el día de ayer, la preocupación por la inflación, la incertidumbre por el mercado inmobiliario chino y el riesgo de que Estados Unidos pueda entrar en default siguen pesando sobre el ánimo de inversores.

Además se le agrega un nuevo factor: un nuevo repunte en el rendimiento del bono americano a diez años que sube hasta 1,54% y vuelve a perjudicar la valoración del sector tecnológico a largo plazo. En la jornada anterior Dow Jones subió 0,92% mientras que S&P500 ganó 1,05%. El Nasdaq Composite trepó 1,25%.

La sesión estará marcada por el temor a las alzas en precios de petróleo afectando a las cadenas de suministros y llevar una ralentización de la economía internacional. "El repunte de los precios de la energía continúa alimentando las expectativas de una mayor inflación durante un tiempo", aseguró el analista Ipek Ozkardeskaya. Por lo tanto, los bancos centrales se verán obligados a enfriar el recalentamiento de la inflación en lugar de impulsar la recuperación.

En relación a Estados Unidos, el Presidente Joe Biden aseguró que los demócratas podrían hacer uso por excepción de una norma en el Senado que les permite ampliar la autoridad de endeudamiento del gobierno sin la ayuda de los republicanos para evitar entrar en default. Se le suma a la presión las declaraciones de Janet Yellen, secretaria del Tesoro en Estados Unidos que "la subida de los precios es transitoria pero no significa que vaya a desaparecer los próximos meses" y agregó que es posible que no se pueda esperar hasta la fecha clave, del 18 de octubre.

Charles Evans, Presidente de la Fed de Chicago aseguró que "la inflación se situará entre el 3,5% y 4%, que será un problema de política monetaria".

A todo esto se le suma la crisis energética mundial, la escasez de mano de obra y otras limitaciones en la cadena de suministro que han afectado la recuperación de la economía mundial cuando los bancos centrales están considerando la posibilidad de relajar los estímulos utilizados en épocas de pandemia. En el día de hoy se espera la publicación del dato de empleo de la consultora ADP del mes de septiembre, un indicador que anticipa el Informe de Empleo que se publicará el viernes en EEUU.

En Europa, las principales bolsas se encuentran en rojo afectadas por la inflación y los precios de la energía. El Euro Stoxx 50 cae 2,24%, el FTSE 100 de Londres desciende 1,74%, el DAX de Frankfurt 2,29%, el CAC 40 de París pierde 2,21% y IBEX 35 de Madrid cede 2,09%.

En este escenario, los analistas de Morgan Stanley aconsejan favorecer sectores defensivos de calidad como la atención médica y los productos básicos, junto con el financiero. "Las acciones defensivas deberían resistir mejor a medida que las revisiones de ganancias comiencen a verse presionadas por la desaceleración del crecimiento y los costes más altos, mientras que las financieras pueden beneficiarse del entorno de tasas de interés más altas", argumentan estos expertos.

Por último, comentan que el riesgo para las ganancias también puede ser más alto que el promedio para algunas acciones tecnológicas apalancadas por la dinámica de trabajo desde casa que ahora se está desvaneciendo. Dentro del sector, lo que más preocupa son los semiconductores.

Dejá tu comentario